El de poniente y el de levante

Cuando se cierren

tus ojos

con la puesta

del sol de poniente

y veas

la oscuridad

durmiente de la noche

y cuando se abran

tus ojos

con la salida

del sol de levante

y veas

la claridad

despierta del día,

habrás entendido

el misterio

de la muerte

y de la vida.