Poema arbóreo

Hay que contar

como un árbol:

raíces firmes

en la tierra

y un tronco

flexible y delicado

con una

corteza dura

y unas ramas

crecientes

hacia el cielo

y unas hojas

que sepan

lo que es

caer al suelo

y unas flores

de primavera

y unos frutos

deseables

y un nido

de amor

y familiar.