Problema de guerra sucia

La plaza

con más eco

de Durango

y me refiero

a la que hay entre casas

y tras la pared trasera

del frontón de Ezkurdi

se ha convertido

en el Santiago Bernabéu,

en un plató de La Voz,

en un fumadero de cánnabis,

en un punto de botellón,

en un escenario

para batallas de gallos

y en lo que te rondaré morena.