Ya, ya, ya

Ya estamos

como en este poema

en marcha,

pero por un universo

que no conocemos

al dedillo

y que nos resulta

familiar

como la poesía,

sino que desconocemos

y que estamos descubriendo

paso a paso

como es el de la novela.

Así que

el trabajo no nos falte

y que la inspiración no nos sobre.