Con el coco y el corazón puestos en…

No es sencillo

escribir en verso libre

cuando tienes la mente

día y noche

puesta en escribir en prosa.

¡Así que te lo adelanto ya!

Al igual que empecé

a escribir en serio

con mi proyecto

de fin de carrera

sobre José Ortega y Gasset

y di el salto

de lo que fue este ensayo

a las cartas políticas

en medios de comunicación

como en mi primer blog

y lo compaginé

con la escritura

en versos decasílabos

de mi Poética Épica de Durango,

que es mi segundo blog,

y así como de estas formas,

prosaica y poética,

pasé a escribir sonetos

hasta que escribí 8000

y ya me aburría con los mismos

y me limitaban

mi expresión

de modo

que no me quedo otra

que dar el paso

a la escritura

en verso libre,

y llevo ya

más de 5000

poesías libres escritas,

creo

que ha llegado la hora

de probar suerte

con una autobiografía

o con una novela autobiográfica de ficción.

Y en esto es en lo que ando

tratando de darle forma

hasta el fondo.

¡Y ojalá lo materialice

porque querer, quiero

y poder,

creo que puedo,

pero está por ver

y hasta aquí

puedo leer!