Bukowski y el vivir y el escribir

En el párrafo del libro

“Fragmentos

de un cuaderno

manchado de vino”

en el que me he basado

para escribir

la poesía anterior a esta

que estás leyendo

y titulada “Bukowski y el escritor genial”

el mismo Bukowski

añade un hecho

que me parece fundamental

para entender de verdad

lo que conlleva

ser escritor.

Y lo que señala Charles Bukowski

es lo siguiente:

“Después de todo,

un buen escritor

sólo tiene que hacer dos cosas bien:

vivir

y escribir”.

¡Y lo he escrito miles de veces,

pero lo voy a volver a repetir!

Primero vivir

y luego escribir.

¿Y por qué?

¡Porque es la vida

la que te convierte en escritor

al proporcionarte

toda la materia

para escribir

y ser un escritor!

¡La vida!

¡La vida

como madre

y maestra

de escritores!

¡Puesto que la vida

y el hecho de vivir

le llenan la cabeza

de ideas

y el corazón

de sentimientos

al escritor

para escribir!

¡Luego,

primero vivir!

¡Pero luego

escribir!

¡Y la combinación perfecta,

si me explico bien

o si me hago entender,

sería

un vivir para escribir

y un escribir para vivir!

¡Vivir para escribir

o para tener de lo que escribir

y porque quien es un escritor

escritor

no concibe la vida

sin escribir!

¡O dicho de otro modo,

vivir

y escribir

para el escritor

vienen a ser si no lo mismo,

casi lo mismo!

¡Y escribir para vivir!

¡Pero escribir para vivir

no tanto como medio de vida,

que también puede serlo,

sino como fin de la misma

o como la actividad necesaria

para vivir

porque una vida sin escribir

no tiene sentido

para el escritor

escritor!

¡Luego,

primero vivir

y luego escribir!