Poema a Charles Bukowski

Escribir poesía

es como estar

a los pies

de los caballos

y pedirles

a los jinetes

que les aticen

duramente

con el látigo

para que te hagan

picadillo

cuando te pasen

por encima

y te aplasten

con sus patas

con herraduras

y apostarlo todo

a que vas a salir

sano

y salvo

del lance

y trance.