Me enamoré

Me enamoré

del aire

nada más respirar

el cielo oxigenado

y me enamoré

de la tierra

nada más comer

sus frutos y sus frutas

y me enamoré

del agua

nada más beber

sus gotas de dulzura

y me enamoré

del fuego

nada más calentarme

con sus vivas llamas,

pero de ti,

de ti,

de ti

me enamoré

nada más escuchar

los latidos de amor

de tu corazón amable.