Y te quiero

Mi mirada cristalina

de amigo como amante

enamorado

y encelado

penetró en tus ojos

con chiribitas

de amiga como amada

enamorada

y encelada

y al desnudarte el alma

llena de mariposas

amistosas

y amables

te hizo el amor

de corazón

a corazón

entre animados suspiros

de viva pasión desenfrenada

y algún que otro te quiero

y te quiero

y te quiero

relleno de placentero sentido

y de gozo a flor de piel

y de deleite cautivador

y de dulce satisfacción cariñosa.