De ver las caras de la luna

La cara

visible

de la luna

sólo se ve

tras mirarla

como un vivo búho

con los ojos

abiertos

de par en par.

Pero la cara

oculta

de la luna

sólo se ve

tras mirarla

como un cuervo muerto

con los ojos

cerrados

a cal y canto.