Rabindranath Tagore y el llanto

Rabindranath Tagore,

que nació en Calcuta

en 1861

y que fue

más que nada

un poeta,

pero también

un artista,

dramaturgo,

músico,

pintor

y novelista

y al que le fue concedido

en 1913

el Premio Nobel de Literatura,

escribió lo siguiente:

“Si lloras

porque no puedes

ver el sol,

las lágrimas

no te dejarán

ver las estrellas”.

¡Y aunque se trata de una metáfora,

no me parece la metáfora más adecuada

porque llores o no

de día no puedes ver las estrellas

y de noche no puedes ver el sol!

Y no es sólo

que aunque no adecuadamente

también lo podía haber dicho al revés,

es decir,

que si lloras

porque no puedes

ver las estrellas,

las lágrimas

no te dejarán

ver el sol,

sino que tenía que haber empleado

una metáfora

en la que ambas cosas por ver

se pudieran ver.

¿O no sería más correcta la metáfora

si hubiera dicho,

por ejemplo,

si lloras

por no poder

ver el sol,

las lágrimas

no te dejarán

ver las nubes?

¡O a la inversa!

¿Y no sería también más correcta la metáfora

si hubiera dicho,

por ejemplo,

si lloras

por no poder

ver las estrellas,

las lágrimas

no te dejarán

ver los cometas?

¡O a la inversa!

Dicho lo cual,

utilizando la misma estructura

de su metáfora

y aplicada a los tiempos actuales

diría que

si lloras

porque has perdido el móvil,

las lágrimas

no te dejarán

ver a los móviles,

es decir,

a los cuerpos en movimiento.

¿No?