Platón, el corazón y la canción

Este poema

se lo quiero dedicar a una amiga

amante de la música

y dice así.

Platón,

que es uno de los siete sabios,

escribió que:

“Cada corazón

canta una canción,

incompleta,

hasta que otro corazón

le susurra.

Los que desean cantar

encuentran siempre una canción.

Al toque de un amante,

todo el mundo se convierte en poeta”.

¡Luego,

la canción incompleta

que canta un corazón

y que le susurra otro corazón

hasta completarla

es la canción del amor!

¿No?

¡Y por ello quienes desean cantar

o amar

encuentran siempre una canción

de amor!

¡Hasta aquí está clarinete!

¿No?

Pero qué decimos

del “al toque de un amante,

todo el mundo se convierte en poeta”?

¡Pues que al toque de un amante

no todo el mundo se convierte en poeta,

sino solamente el amado,

si el amante es una amada

o la amada,

si el amante es un amado!

¿Pero porqué al toque de un amante,

el amado se convierte en poeta

o la amada en poetisa?

¡Pues porque ese toque

es el toque de una canción incompleta

que el amado o amada,

que si aman, a su vez son amantes,

tienen que completar?

¿Pero con qué?

¿Con poesía?

¡Con poesía!

¿Porque qué otra cosa

sino música y letra

es la poesía?

¿Qué otra cosa

sino una canción

es la poesía?

¿Qué otra cosa es?

¡Luego,

quienes hacen esa poesía

con cantautores o cantautoras!

¡O poetas o poetisas!

¿No?