Van Gogh y el conocimiento de la vida

Mi querido amigo

Vincent Van Gogh

escribió lo siguiente:

“Para conocer la vida,

ama lo que te rodea”.

¡Y no tiene porqué!

¡Pues pienso

que para conocer algo

hay que vivirlo

o sentirlo

y resentirlo

y pensarlo

y repensarlo!

¡O dicho de otra manera,

para conocer algo

hay que sentirlo con el corazón

y pensarlo con la cabeza!

¡Y más aún

porque a la idea de Van Gogh

hay que ponerla a la inversa

y decir que:

Para amar lo que te rodea,

conoce la vida!

¡La vida

y lo que quieras amar!

Aunque,

pensándolo bien,

si para amar algo

es preciso conocerlo,

¿para conocer algo

es preciso amarlo?

¿Sí?

¿No?

¿Qué piensas?