El corazón roto

Ya sabrás

que por el shock

y por el mazazo

y por la tristeza

y por el vacío

y por el estrés emocional

y por demás sentimientos

a flor marchita de piel

que supone

la pérdida de un ser querido

o que te deje de amar quien amas

y cosas por el estilo

se te puede romper

literalmente el corazón.

¡Es lo que se conoce

y se acuñó en los años 90

del siglo veinte

en Japón

como “Síndrome del corazón roto”

o “Miocardiopatía de Takotsubo”,

que deja cicatrices en el mismo

como las que deja

un ataque al corazón

o infarto de miocardio

que hacen que el órgano latiente

no lata

o no se contraiga como debería!

Y aunque a algunas personas

que lo viven en sus propias carnes

las heridas

les cicatrizan en unas semanas,

a otras les deja daños

y secuelas

irreversibles

e irreparables

y de por vida.

¡Te lo cuento

por si no lo sabías

para que sepas

que se te puede romper

el corazón

porque algo

o alguien

te lo rompa,

pero sobretodo

para que no se lo rompas a nadie!

¡A nadie!

¡Por nada del mundo!

¡Por nada!