Sobre los momentos de brillar y los momentos oscuros

De un autor desconocido

o de una autora desconocida

es la siguiente frase:

“Amar a alguien

cuando brilla

es fácil.

El gran reto

es iluminarlo

en sus momentos más oscuros”.

Y,

en mi opinión,

la primera frase

es un pensamiento equivocado

y la segunda frase

es un pensamiento incompleto.

¿Y por qué es un pensamiento equivocado?

¡De primeras, porque el amor

y amar a alguien

aunque brille

como los chorros del oro

nunca es fácil!

Además,

en función de qué

amamos a alguien.

¿En función

de que brille más o menos?

¿Y no puede ser más fácil

amar a alguien en sus momentos más oscuros

que cuando brilla?

¿O es más fácil amarlo cuando brilla?

¿Y no puede ser igual de fácil

amar a una persona

en sus momentos brillantes

que en sus momentos oscuros?

Lo vuelvo a preguntar

en función de qué

amamos a alguien.

¡Y lo que no queda claro

es por qué brilla una persona!

¿Brilla por sus brillantes

y sus metales preciosos

y su dinero en suma?

¿O brilla por su luz

y su razón

y su inteligencia en definitiva?

¿O brilla por su carácter

y su sentido del humor

y su sonrisa de felicidad?

¿O brilla porque tiene una salud de hierro

y porque está en forma

y se alimenta adecuadamente?

¿Por qué brilla,

en fin,

una persona

y a qué se refiere

el autor o la autora

con ese amar a alguien cuando brilla

es fácil?

Y visto por qué es un pensamiento equivocado

la primera frase

vamos a ver la segunda frase.

Y la pregunta es:

¿Por qué es un pensamiento incompleto?

¡Pues porque decir que el gran reto

es iluminar a alguien

en sus momentos más oscuros

es decir la mitad de la verdad!

¡En tanto que no se trata tan sólo

de iluminar a una persona

en sus momentos más oscuros,

sino que al mismo tiempo

no hay que oscurecer a una persona

en sus momentos más iluminados

o brillantes!

¿No?