Un pianista

En una noche vestida de luto

bajo un cielo estrellado

y a la luz de una luna roja

soy un pianista con lágrimas

y más lágrimas en mis luceros

interpretando en silencio puro

con un piano desafinado

en la orilla de una mar azul brillante

la banda sonora

triste y melancólica

de mi vida

cercana a la muerte.