Anthony. T. Hincks y el ángel y el demonio en uno mismo

El escritor

Anthony. T. Hincks

al que nunca le he leído un libro

escribió la siguiente idea

que dice así:

“El ángel dentro de mí

puede tener todas las respuestas,

pero el diablo dentro de mí

tiene toda la diversión”.

¡Y,

la verdad,

siempre me ha parecido más divertido

el demonio interior

que el ángel interior,

pero la frase,

aunque tiene su sentido,

parece que no siguiera el camino correcto!

¿Porque si el ángel dentro de uno

tiene todas las respuestas,

parecería lógico suponer

que el diablo dentro de uno

tiene todas las preguntas?

¿O es al revés

y el ángel tiene todas las preguntas

y el demonio todas las respuestas?

¿O es quizá

que a veces

el ángel tiene todas las preguntas

y el demonio todas las respuestas

y que otras veces

el demonio tiene todas las preguntas

y el ángel todas las respuestas?

No lo sé,

la verdad,

pero sea como sea

quien tenga todas las preguntas

y quien tenga todas las respuestas

pregunto:

¿Y quién tiene

todas las dudas?

¿El ángel?

¿El demonio?

¿O a veces aquél

y otras veces este?

¿Y bien?

¿Qué pensáis?