Alejandra Pizarnik y el trabajo

Mi querida

y admirada

Alejandra Pizarnik

estaba en parte lúcida

y en parte sombría

cuando escribió lo siguiente

sobre el trabajo:

“La verdad:

trabajar para vivir

es más idiota que vivir.

Me pregunto quién inventó

la expresión

`ganarse la vida´

como sinónimo de `trabajar´.

En dónde está ese idiota”.

¡Y vayamos por partes!

¡Vivir no es algo idiota,

sino lo más sabio que se puede hacer!

¡Luego,

la verdad

no es que trabajar para vivir

es más idiota que vivir,

sino que vivir para trabajar

es más idiota

que trabajar para vivir!

¡Esto para empezar!

¡Y luego estoy de acuerdo

en que la expresión ganarse la vida

como sinónima de trabajar

no es muy apropiada,

pero la verdad

en la sociedad capitalista

es que hay que trabajar

para ganarse la vida!

¡Y lo triste

es que trabajar

supone ganarse la vida

porque trabajar

conlleva ganar el dinero necesario

para vivir!

¡Luego ganarse la vida

tanto o más que sinónimo de trabajar,

lo es de trabajar a cambio de dinero!

¡Y lo paradójico

o lo contradictorio

es que al trabajar

para ganarnos la vida

nos perdemos la vida!

¡Porque trabajar no es vivir,

aunque vivir tampoco es no trabajar!

¡Pero el ideal

sería realizar un trabajo por un tiempo

y un salario justos

que nos permitiesen ganarnos la vida de verdad

y no de verdad perderla!

¡A más de que a veces

la perdemos

porque no vivimos

al trabajar

y otras veces

la perdemos

al morir

al trabajar!

¿O no es así?