La palabra y el silencio o al revés

Aunque la cita

me aparece firmada

por alguien nombrado como Sol Negro,

no sé quién es en realidad

el autor o la autora de la siguiente frase

que dice así:

“La palabra es peligrosa

si sabe emplearse,

pero el silencio es letal

si llega a dominarse”.

¡Y es verdad,

pero como la palabra

y el silencio

son las dos caras

de una misma moneda,

también se podría escribir

lo contrario

sin que deje de ser verdad

lo escrito!

Y lo escrito quedaría tal que así:

El silencio es peligroso

si sabe emplearse,

pero la palabra es letal

si llega a dominarse.

¡Y lo curioso

es que al igual que no hay palabra

si no hay silencio,

no hay silencio

si no hay palabra!

¡A más de que se podría hablar

de una palabra silenciosa

como de un silencio apalabrado!

¡Y aquello puede ser peligroso

como esto letal

al igual

que esto puede ser peligroso

como aquello letal!

¿No?