Del amor al odio y al revés

Es más fácil

que un corazón

lleno de amor

se vacíe del amor

y se llene de odio

que el que un corazón

lleno de odio

se vacíe del odio

y se llene de amor.

¡Y es que del amor

al odio

hay un paso,

uno y no más,

pero del odio

al amor

hay pasos,

pasos a mares!

¡Un paso,

uno no más

y pasos,

pasos a mares!