Aristóteles y la educación

El filósofo,

polímata,

y polímata

para quien no lo sepa

es una persona

que cuenta con conocimientos

que abarcan diferentes disciplinas

y cuya expresión en latín

hace referencia a un “hombre de espíritu universal”,

como digo el filósofo,

polímata

y científico nacido en Estagira

el año 384 a. C,

Aristóteles,

y voy a ir a la raíz

y no me voy a ir por las ramas,

así que seré breve,

Aristóteles escribió que:

“Educar la mente

sin educar el corazón

no es educar en absoluto”

¡Y se le podría exclamar

y a la inversa,

es decir,

que educar el corazón

sin educar la mente

no es educar en absoluto!

¡Y es que una educación de verdad

tiene que educar la mente

o la razón

o la capacidad de discurrir,

razonar,

pensar,

etcétera

y tiene que educar el corazón

o las emociones

o los sentimientos

o los afectos,

etcétera!

¡Es decir,

que la educación tiene que ser

racional

o lógica

o ideal

como emocional

o sentimental

o afectiva!

¡Y es que no solamente somos seres pensantes,

sino que antes que pensantes,

somos seres sintientes!

¡O dicho de otro modo,

somos seres sentipensantes

o pensasintientes!

¿No?