Nuestro cambio y el del mundo

He leído

una frase en internet

de las que hacen pensar

a más de dar mucho juego

para escribir una poesía

entorno a ella.

Y la frase es la siguiente:

“Ayer fui inteligente

y quise cambiar el mundo.

Hoy soy sabio,

y voy a cambiarme a mí mismo”.

Y es una gran frase,

pero muy discutible.

De buenas a primeras

porque se podría decir lo contrario.

Es decir,

que ayer fui inteligente

y quise cambiarme a mí mismo.

Hoy soy sabio,

y voy a cambiar el mundo.

Y es que la pregunta que late en el fondo

es la siguiente:

¿Por dónde ha de empezar el cambio?

¿Por uno mismo para luego cambiar el mundo?

¿O por el mundo para luego cambiar uno mismo?

Pues en mi opinión de poeta de la clase obrera

o del pueblo trabajador,

como el objetivo es cambiar el mundo

hay que empezar por cambiar cada cual

y es que si muchos y muchas cambiamos

el mundo cambia.

Aunque también es cierto

que cambiemos o no

si el mundo cambia,

nos hace cambiar a su vez.

Es más,

diría incluso

que en el fondo fondo no cambiamos,

si el mundo no cambia.

¡Y a la inversa también!

Porque en el fondo fondo el mundo no cambia,

si no cambiamos.

Y es que nuestro cambio

a más de hacernos más humanos,

tiene que consistir

en hacernos más mundanos.

¡Y a la inversa!

¡Porque el cambio del mundo

a más de en hacerse más mundano,

tiene que consistir en hacerse más humano!

Y hay una cosa

que no podemos olvidar

por nada del mundo.

Y es que el ser humano

necesita del mundo para ser,

pero el mundo no nos necesita para nada

para ser el mundo.

Luego,

los cambios de las personas

como del mundo

no solamente tienen que ser a mejor,

sino que nuestro cambio

debería mejorar al mundo

y el cambio del mundo

debería mejorarnos.

¡Porque echarnos a perder

es echar a perder el mundo

y echar el mundo a perder

es echarnos a perder!

¡Sin olvidar,

como digo,

que nosotros formamos parte del mundo,

pero que el mundo no forma parte de nosotros!

Luego,

¡no echemos piedras sobre nuestro propio tejado!

¡no echemos piedras sobre nuestro propio tejado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s