Y la mejor mujer

La mejor mujer

es la que es tu amiga

en las sonrisas

y en las lágrimas sobretodo.

Y la mejor mujer

es la te ama y te da su amor

sin pedirte a cambio

que la ames o que le des tu amor.

Y la mejor mujer

no es solamente la que lucha

por una mejor mujer,

sino también por un mejor hombre

y un mejor mundo.

Y la mejor mujer

es la que saca lo bueno

y lo mejor de sí

para sacar lo bueno

y lo mejor de todos los seres.

Y la mejor mujer

es la que es buena gente

y mejor persona.

Y la mejor mujer

es la que te enseña a vivir contigo mismo

para que aprendas a convivir con quien quieras.

Y la mejor mujer es la que te educa

en la idea no sólo de que se puede ser feliz

con poco dinero,

sino hasta sin familia

y sin amistades

y sin salud

y sin trabajo

y demás,

pero que es imposible

si pierdes al niño y a la niña

que llevamos dentro

o si los conviertes en vejestorios.

O si pierdes las sonrisas y las risas

y las vuelves penas y tristezas

y llantos y lágrimas.

O si pierdes no a quien te ama,

sino si pierdes la capacidad de amar

y al amor lo transformas en odio.

O si pierdes las ganas de vivir

y ganas las ganas de perder la vida.

Y la mejor mujer

no es solamente la que es buena hija

o buena madre

o buena esposa

o buena amiga,

etcétera ,

sino que es la que sabe ser todo eso,

pero en hombre.

Y la mejor mujer

es la que te hace dejar los caminos

de la mala vida

y tomar los de la buena.

Y la mejor mujer

no es solamente la que no quiere

ser ni menos

ni más que el hombre,

sino la que no quiere ser

ni menos

ni más

que cualquier ser vivo

o cosa de la naturaleza universal.

Y la mejor mujer

es la que tiene un sueño en la cabeza

y una revolución en el corazón

y la meta de una mejor vida

y de un ser humano humano de verdad

y de un mundo ideal

grabada a sangre, sudor y lágrimas

en el alma misma.

Y la mejor mujer,

entre otras muchas,

eres tú como ellas

porque habéis aprendido

a hacer de los poemas poesías

y a ver en las noches más oscuras y sombrías

las estrellas con más claridades y luces

y porque vivís

como si la vida hubiera empezado ayer

y se fuera a acabar mañana.

¡Así que muchísimas gracias,

buena y mejor mujer

porque eres justa

y necesaria

y única

y un cielo de carne y hueso

y de corazón y alma!

¡Gracias!

¡Gracias!

¡Y gracias!

¡A mares!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s