En el agua

Me metí en el agua azul verdosa

sabiendo que no sabía nadar,

pero sin ninguna duda

de que iba a acabar ahogado

en esa profundidad sin luz

que es el fondo de la mar

y que es tan parecida

a la oscuridad de una noche

de un cielo sin estrellas

y a los plumas negras de un cuervo

de un cuento de Edgar Allan Poe

y a las sombras sombrías

del mito de la caverna de Platón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s