En mitad de un orgasmo

He leído unos versos

que me han impactado

sobremanera

y que aunque cuya autoría desconozco

dicen así:

“Poesía es que alguien grite

tu nombre

en mitad de un orgasmo”.

¡Y desde luego no sé si será o no será poesía,

pero a mí me encantaría sin lugar a dudas

que una mujer de armas tomar

gritará mi nombre en mitad de un orgasmo!

¡Me encantaría!

¡Cómo no!

¡Pero por poner un pero,

eso que es poesía

es la mitad de una poesía

porque para ser una poesía entera

le falta la otra mitad!

¡La mitad que dice que

poesía no es sólo que griten

tu nombre

en mitad de un orgasmo,

sino que poesía es al mismo tiempo

que tú grites

su nombre

en mitad de un orgasmo!

¡Ella tu nombre!

¡Y tú el de ella!

¡O ella el tuyo!

¡Y tú el suyo!

¡O ambos el de ambos!

¡Y es que ambos gritos de los nombres al unísono

en mitad de un orgasmo

son hacer el amor a las mil maravillas!

¡A las mil maravillas!

¡A las mil!