Aviso antes del juicio

¡Quien no haya visto cuando a malas me han hecho el mal

y quien no me haya visto sufrir lo insufrible

y quien no me haya visto llorar en el silencio de mi cuarto

lágrimas a mares

y quien no haya visto las heridas que me han hecho

en pleno corazón

que no se atreva a juzgar sobre mis locuras!

¡No vaya a ser que lo que le parecen locuras

sean locuras de mentiras

y corduras de las de verdad!

¡No vaya a ser!

¡Que para juzgarme

me basto yo solito

y me sobra todo Dios!