De lo mortal y lo vital

Me gustan más

los besos y caricias de la muerte

que los besos y caricias de la vida.

Y es que prefiero hacer el amor con la muerte

que hacerlo con la vida.

Porque en el fondo he pasado

de odiar a amar la muerte

y de amar a odiar la vida.