Mis latidos y mis lágrimas

Mis latidos

son como truenos y relámpagos

de una tormenta veraniega

que parece

que van a partir en dos

el cielo de mi corazón.

Y mis lágrimas

son como los gotones a mares

que las nubes grises y tristes de mi alma

hacen derramar desde mis ojos apenados

hasta la lengua de mis labios amargados

pasando por las mejillas de mi cara infeliz.