Bukowski, la resaca y el desamor

En unos versos

que ya han pasado a la historia de la literatura,

y a los que les voy a dar la forma poética

que más me convence,

el inspiradísimo poeta

que es Charles Bukowski dice:

“He besado

más botellas

que personas

y sinceramente,

una resaca

duele menos

que un desamor”.

¡Y no sé si estoy de acuerdo o no

con lo que dice!

¡Porque a qué se refiere Bukowski

cuando habla de desamor!

¡Y es que desamor

según la RAE,

en su primera acepción es

falta de amor

o amistad

y en su segunda acepción es

falta del sentimiento

y afecto

que inspiran

por lo general

ciertas cosas

y en su última acepción

es enemistad

y aborrecimiento!

¡Luego,

 el desamor si es falta de amor

o de amistad

puede ser falta de amor

o de la amistad de uno

hacia el otro u otros

o falta de amor

o de la amistad

de otro u otros hacia uno!

¡Y lo que nos tendría que doler de verdad,

aunque a veces nos duela más lo contrario,

es nuestra falta de amor

o de amistad hacia el resto del mundo!

¡No a la inversa,

como digo!

Y si hablamos de su segunda acepción

el desamor

que sería

la falta del sentimiento

y afecto

que inspiran

por lo general

ciertas cosas

sí es un desamor

que duele

porque no amar

o no tener sentimientos

o afecto a ciertas cosas

es lo que en realidad tiene que dolernos

y no a la inversa.

Y en su última acepción

desamor

es enemistad

y aborrecimiento

y que nos tengan enemistad

y que nos aborrezcan sí es algo que duele

y que duele mucho además.

Pero en mi opinión,

Bukowski se refiere a la primera acepción de desamor

en el sentido de falta de amor

o amistad

del otro hacia uno.

¡Y sobre esto ya he dicho que más que el que nos amen

nos tiene que doler el que no amemos

y más que el que no nos tengan amistad

nos tiene que doler que no la tengamos nosotros hacia el resto!

Ahora bien,

¿duele más la falta de amor

o amistad del otro hacia uno

que una resaca?

Pues si es una resaca de una persona

que sale un día de fiesta y la tiene,

duele más la falta de amor

o amistad del otro hacia uno.

Pero si es la resaca de una persona alcohólica,

duele más y puede ser mucho más dañina dicha resaca

que la falta de amor

o de amistad del otro hacia uno.

Y es que el desamor no mata,

pero las resacas de una persona alcohólica

le pueden acabar matando.

¡Pues eso es todo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s