Archivos Mensuales: diciembre 2018

Deseos de Año Nuevo

Yo deseo este Año Nuevo de corazón,
deseo que los sueños se lleven a la acción
y que hagamos, que hagamos una revolución
y reine la justicia y no la sinrazón.

Yo deseo este Año Nuevo con ilusión,
deseo que no falte ni haya más privación
y forjemos la paz y fraternización
y vivamos tal seres libres y no en “prisión”.

Yo deseo este Año Nuevo de devoción,
deseo que logremos la vida en comunión
y a los problemas demos por fin la solución.

Yo deseo este Año Nuevo con gran razón,
deseo que el amor guie a nuestra intención
y que obremos el bien global sin dilación.

La mejor y el mejor

La mejor Nochevieja y el mejor Año Nuevo
a pesar de tu cáncer que mal llevas, mal llevo
y pasar en Galdácano noche… a decir me atrevo
que es con vos algo bueno que a lo supremo elevo.

Pues qué alivio se siente cada vez que compruebo
que respiras por boca o nariz y que pruebo
que charlas en tus sueños, que late tu longevo
corazón o que cambias de lado tal mancebo.

La mejor Nochevieja y año que es tan renuevo
a pesar de tu cáncer con que asaz me conmuevo
y pasar en Galdácano noche… haya o no relevo.

Pues qué alivio se siente al tenerte a ti a huevo
y saber que estás vivo y que hago lo que debo,
que es estar a tu lado y si no, me sublevo.

Versos lacrimales

Estos versos que lágrimas son, lágrimas a mares,
son lágrimas de sangre, lágrimas familiares,
lágrimas de tristeza, lágrimas de penares
y las lágrimas del amor de mis amares.

Estos versos que lágrimas son, lágrimas a pares,
son lágrimas de un hijo, lágrimas tan filiares,
lágrimas de poema, lágrimas de juglares
y las lágrimas del hogar de mis hogares.

Estos versos que lágrimas son, lágrimas a azares,
son lágrimas de bilis, son lágrimas biliares
y las lágrimas del llantear de mis llanteares.

Estos versos que lágrimas son, lágrimas a impares,
son lágrimas de ojitos, lágrimas oculares
y las lágrimas del cantar de mis cantares.

Curación

Querer sin duda quiero yo la revolución
y que vivamos libres tras la liberación
y que iguales seamos, pares sin distinción
y que en paz convivamos, sin guerras ni legión…

Querer sin duda quiero yo la gran invasión
y que no haya ni clase obrera ni patrón
y que los pueblos manden, no el Estado-nación
y que la humanidad dé en la humanización…

Querer sin duda quiero yo este sueño en acción
y que tenga el poder la gente y población
y que la vida sea de dicha y comunión…

Pero, aita, yo una cosa te digo con razón
y con la voz de mi alma y mi corazón:
¡que más que esto yo quiero vivir tu curación!

Hoy no

Hoy no tengo yo sueño ni hoy yo puedo dormir
y es que estoy muerto en vida y es que es un sinvivir
verte por el maldito cáncer a ti sufrir
y pensar, aita nuestro, que te puedas morir.

Y es que a ti te queremos vivo, verte vivir
y verte sano y salvo, verte a ti revivir
y verte entre nosotros, verte a ti sonreír
y verte, aita, viviendo, viviendo tu existir.

Hoy no tengo yo sueño ni a dormir voy a ir
y es que estoy muerto en vida y es que es un malvivir
verte por el maldito cáncer el mal sentir.

Y es que a ti te queremos vivo, verte seguir
y verte bien y fuerte, verte a ti resistir
y verte, aita, viviendo, viviendo hasta partir. 

Mi gran amor, el amor

Eres mi gran amor, el amor verdadero,
el amor que me quiere, el amor que yo quiero,
el amor de mi vida, el amor que es entero
y el amor para siempre, el amor duradero.

Eres mi gran amor, el amor compañero,
el amor que me cuida, el amor que requiero,
el amor que es sentido, el amor que prefiero
y el amor más amable, el amor placentero.

Eres mi gran amor, el amor valedero,
el amor que es real, el amor que ama el fuero
y el amor que me prenda, el amor que es primero.

Eres mi gran amor, el amor comunero,
el amor que es redondo, el amor que es de acero
y el amor que empareja, el amor que no ha un pero.

Momentos

En la vida hay momentos para dar y tomar,
momentos de evocar, momentos de olvidar,
momentos de acertar, momentos de fallar,
momentos de reír, momentos de llorar…

En la vida hay momentos para obrar y pensar,
momentos de dormir, momentos de soñar,
momentos de perder, momentos de ganar,
momentos de empezar, momentos de ultimar…

En la vida hay momentos para hablar y callar,
momentos de mandar, momentos de acatar,
momentos de llegar, momentos de marchar…

En la vida hay momentos para andar y parar,
momentos de acercar, momentos de alejar
y en unos y en los otros feliz trata de estar.

A quien amas

Más que una gran cadena y que la vil prisión
y más que la derrota y que bruta opresión
y más que la injusticia y que la sinrazón
y más que la tortura y que la perdición…

Más que una pesadilla y que la sumisión
y más que la mentira y que cruda traición
y más que la impiedad y que la humillación
y más que la amenaza y que la anulación…

Más que una falsedad y que la tentación
y más que la avaricia y que nula emoción
y más que la artimaña y que artera ilusión… 

Más que una felonía y que la rendición
y más que la calumnia y que mala intención
duele ver a quien amas mal, con un problemón.

Amor de hijo, amor de padre

Desde que tienes cáncer, desde que te ha enfermado
tengo el corazón en un puño, atormentado
y siento una presión en el pecho apenado
y me falta a mí el aire y me encuentro yo ahogado.

Desde que tienes cáncer, desde que te ha afectado
tengo el alma yo en vilo, el coco renublado
y siento que el dolor se ha en mi cuerpo colado
y me falta energía y me encuentro agotado.

Desde que tienes cáncer, desde que te ha atrapado
tengo el ser medio muerto, el rostro desquiciado
y siento en la mirada al infierno posado.

Desde que tienes cáncer, desde que te ha apresado,
tengo el yo en tu mal trago, mi persona a tu lado
y siento que te amo, que te amaré y he amado.

A concienciarse

Hay que tomar conciencia de nuestra situación,
de ser los oprimidos, de la vil opresión,
de que el burgués nos sangra, de que explota el patrón
y de que o manda el pueblo o le manda el mandón.

Hay que tomar conciencia de nuestra condición,
de ser la clase obrera, de que hay amo y peón,
de que muchos han poco, de que han pocos montón
y de que o nos mandamos o nos manda el padrón.

Hay que tomar conciencia de nuestra posición,
de que no somos libres, de la no igualación
y de que o manda el pobre o le manda el pastón.

Hay que tomar conciencia de nuestra orientación,
de que no es esto vida, de que esto es la prisión
y de que o nos mandamos o nos manda el poltrón.