Archivos Mensuales: mayo 2018

Moción y remoción

Hay quien ve que el rosal rojo no es, sí azulado
y hay quien si se hunde el barco salta y lo ha abandonado
y hay quien pone una vela a “Dios” y otra a endiablado
y hay quien entre lo malo y lo peor ha optado.

Hay quien teme al naranja y quien teme al morado
y hay quien con el coletas… cabellera ha cortado
y hay quien como está en misa ha también repicado
y hay quien, oiga, a caballo ganador ha apostado.

Hay quien cambia de lado, mas del mismo cuadrado
y hay quien al “no es no” que el “sí es no” le ha soltado
y hay quien cree que la carne huele igual que el pescado.

Hay quien canta “a por ellos” ¡y ha por ellos triunfado?
y oro parece y plata no es y es gato encerrado
y a “rey” muerto, “rey” puesto y el Rey bajo candado.

De los partidos políticos

De partidos políticos Lenin dejó expresada
cosa, que la actitud que es por estos mostrada
ante un error o errores es la nota adecuada
para saber si son serios, rectos y añada.

Y es que que reconozcan qué y su propia cagada
y descubran las causas de ella, de la burrada
y debatan los medios para ser enmendada
es señal de partidos serios, de fuerza honrada.

Y otra cosa, otra cosa dejó Lenin sentada,
otra cosa que no ha de ser, oiga, olvidada
por el pueblo en la vida o la gente llamada.

Y es que ya es hora dijo de juzgar, camarada,
a unos y otros partidos por los hechos de cada
cual y no las palabras. ¡Hechos, no parrafada!

De los cargos políticos

De los cargos políticos dejó Lenin sentado
que no deben servir tal trampolín usado
para pasar a puestos do uno acaba forrado,
por ejemplo en consejo o en sociedad añado.

Y tal que en la Comuna sean es lo apropiado,
cargos por elección y sufragio llamado
universal y cargos amovibles llegado
el momento por el, oiga, el electorado.

Cargos retribuidos como el proletariado,
como un obrero, obrera, que es lo justo, acertado…
y que quien los ocupe sea ejemplar y honrado.

Y no olvide que Lenin ya lo dejo avisado.
Que cambiando las caras que han un cargo ocupado
la política obrada no ha su esencia cambiado.

Del partido y el poder (II)

Así como un partido no puede renunciar
a tomar el poder si lo puede tomar,
el poder si que puede renunciar, descartar
a emplear un partido y a otros puede emplear.

Y con Lenin sí puedo yo de acuerdo, oiga, estar
en que al capitalista hay y habrá que expropiar,
mas me opongo con todo mi ser, oiga, yo a usar
qué y la pena de muerte y a dar muerte y matar.

Y es que al capitalista hay y habrá que negar
pueda ser más que uno y que nos sin dudar,
mas que no sea menos que uno y nos a la par.

Y es que el partido que logre el poder ganar
lo que debe intentar como debe lograr
es seamos iguales y nos ha de igualar.

Del partido y el poder (I)

Un partido político que no ha de renunciar
al poder si el poder puede qué y conquistar
dijo Lenin y más si él es, es de tomar
el poder, si es vanguardia que tal quiere ganar.

Pero qué dijo Lenin que va a hacer de lograr
el poder tal partido me da por preguntar.
Lo primero que haría señaló es arrestar
a los capitalistas y también expropiar.

Y añadió que el partido al poder al llegar
y ser qué y el gobierno no podrá descartar
qué y la pena de muerte y en tal caso matar

a los capitalistas, a los que fue a llamar
qué y bandidos que solo saben qué y explotar
a los trabajadores por más plata cobrar.

De la guerra legítima

Una guerra hay legítima tanto como sagrada
para Lenin, la guerra realizada, lanzada
contra el capitalismo, la explotación mascada
y la opresión salvaje. ¡Esta es la guerra honrada!

Una guerra, una guerra cuya meta buscada
es que la esclavitud brutal y asalariada
tenga fin y la gente sea libre y librada
toda patria oprimida, presa y encadenada.

Y si esta guerra es justa y lo es, es la llamada
por Lenin guerra patria igual, mi camarada,
pues guerra patria es guerra buena como ajustada.

Una guerra, una guerra que cuando es realizada
no es por patria cualquiera, por la patria es, monada,
socialista, la patria socialista y amada.

De la paz y de la guerra o al revés

Según Lenin la historia siempre nos ha enseñado
que es la paz una tregua, ¡alto el fuego pactado!,
pero para la guerra, que la paz ha llevado
a la guerra, a la guerra u, oiga, al conflicto armado.

Según Lenin la historia siempre nos ha mostrado
que la guerra es un medio o un recurso empleado
de lograr una paz más o menos, le añado,
buena, ¡y es que la paz siempre ha un precio elevado!

Mas la paz verdadera si algo siempre ha implicado
es justicia, igualdad y libertad, ¡lo amado!,
y sin esto no hay paz, hay conflicto anunciado.

Y esas bellas palabras en palabra han quedado
si la revolución pierde y cuando ha ganado
de ellas se está más cerca, a ellas nos ha acercado.

Del socialismo y la liberación

El socialismo guarda con la liberación
social o con el fin de qué y la explotación
relación estrechísima, pero él ha relación
también con la libranza de oprimida nación.

Y ante cualquier nación que padezca opresión
tanto Marx como Lenin ser son de la opinión
que el deber socialista como su obligación
es ayudar a aquellas en qué y su libración.

Y a más de no ser traba y no ser trabazón
es su liberación cometido y misión
pues no hay una sin otra y esta es la gran lección.

Que entre la nacional y social hay unión
y entre la explotación y opresión, sumisión…
y a ambas quien les da el fin es la revolución.

De la Unión Soviética

En la opinión de Lenin y en su imaginación
tal Unión, la Soviética, de ser sería unión
de repúblicas, oiga, socialistas y en son
de igualdad y derechos, oiga, en la asociación.

Con libertad total para la integración
y libertad total de qué y separación
se obraría por tanto esa federación
que ser era una forma, forma de transición.

Pues el último fin y final intención
fue la unión proletaria, del obrero y peón
de diversos países, de diversa nación.

Y por tal la república en su culminación
socialista tendría que ser por volición
y una como soviética y mundial, ¡qué lección!.

Del internacionalismo (II)

Cuando lucha el trabajo contra el gran capital,
y al revés, o el obrero contra el burgués, ¡tal cual!,
y al revés, el burgués como el gran dineral
contra obrero y trabajo han un plan que es global.

Global, mas paso a paso desde lo más local,
y local significa aquí lo nacional,
va aplicarlo el burgués como, oiga, el vil metal
por lograr no se unan los obreros, chaval.

Y así el gran capital del principio al final
va a tratar de impedir la unión de estos y tal
desde el nivel local al internacional.

Pues la revolución y la unión al igual
cuando triunfa en tal patria esa llama real
puede qué y propagarse en escala mundial.