Archivos Mensuales: abril 2018

De los medios legales y de los ilegales

El revolucionario y su clase social
según Lenin debiere manejar, dominar
toda forma de lucha y toda arma, ¡tal cual!,
y saber de una a otra forma y arma cambiar.

Y el revolucionario así ha de combinar
qué y la forma legal, oiga, con la ilegal
y según qué interese y lo circunstancial
emplear una u otra o las dos a la par.

Y así el que toda forma de pelear, luchar…
tal domine combine y la emplee al final
con acierto será el que vaya a triunfar.

Y unas veces habrá que usar lo y ser legal
y otras ser y usar lo ilegal va a tocar,
cuando no ambas maneras habrá que usar, chaval…

Las clases de la revolución

Según Lenin da clases toda revolución
y no solo a los hombres de vanguardia y de acción
pues también a las masas y a la gran población
les otorga enseñanzas como vasta lección.

Mas la clave, según Lenin, en la cuestión
es saber si el obrero, proletario y peón
va a saber enseñarle a ella un algo o un montón
e imprimirle su sello como su orientación.

Y la victoria enseña y también perdición
y no hay revolución sin derrotas y son
en estas do hay que dar el do de corazón.

Y revolucionario no es según su opinión
quien el polvo no sabe morder, y obligación
es después de caer levantarse, oiga, ¿non?

De la revolución burguesa a la revolución socialista (IV)

Al hablar de una y otra, Lenin, y con razón,
lo que viene a decir, y esta es mi conclusión,
es que el programa mínimo del obrero y peón…
es la burguesa y la democratización…

Que aunque ser no es completa, paso es y progresión.
Pues la “igualdad” formal y “libertad” ser son
un pasito adelante y la consecución
de qué y de la república es subir escalón.

Y frente al feudalismo es un paso en cuestión.
Pero el programa máximo es la revolución
socialista, la toma del poder o el bastón…

Y la libertad plena como la igualación
y el fin de la opresión y de la explotación
y obrar el comunismo y su edificación.

De la revolución burguesa a la revolución socialista (III)

La burguesía si en su revolución
contra el monarca y el señor y el del sermón
usa al hombre del campo y al obrero, ¿sí o non?,
para la destrucción y ella hace construcción,

la clase obrera, oiga, en su “transformación”
y revolución usa al que la explotación
sufre y al campesino pobre y a la legión
de semiproletarios con distinta misión.

Y si el burgués al fondo, oiga, de la cuestión
nunca llega, el obrero lo hace sin dilación
y cuando aquél da un paso él eleva el listón.

Y le empuja a ir allende de lo que es su intención.
Y si quiere igualdad, libertad de cartón,
el obrero las quiere de verdad. ¡Qué lección!

De la revolución burguesa a la revolución socialista (II)

La revolución del burgués ha relación
según Lenin con la socialista en cuestión,
pues la primera sufre una transformación
y en la segunda muta. ¡Y esta es la gran lección!

Y los problemas que no resuelve, ¡atención!,
la burguesa, oiga, la socialista en sazón
los resuelve. Y por ello esta a la otra en razón
consolida y es pues su consolidación.

Sin embargo el sujeto de una y de otra, ¡cojón!,
no es el mismo, en aquella obran la destrucción
el campesino y el proletario, peón…

Y el burgués, por supuesto, obra la construcción.
Entretanto en la otra ambas cosas qué y son
por aquellos, no este, hechas sin dilación.

De la revolución burguesa a la revolución socialista (I)

La revolución del burgués, del capital…
debe acabar, según Lenin, con lo feudal
y con la servidumbre y con lo medieval
y con la monarquía y con lo estamental…

La revolución del burgués, del dineral…
debe acabar, según Lenin, con la, ¡es vital!,
propiedad que es privada y con la desigual
situación entre el hombre y mujer. ¡Esencial!

La revolución del burgués, del vil metal…
debe acabar, según Lenin, con la estatal
opresión o con el problemón nacional.

La revolución del burgués, del vil caudal…
debe acabar con tal, mas no lo hace, ¡tal cual!,
pues respeta la, oiga, propiedad. ¡Garrafal!

El arte del político

Para el triunfo de la, oiga, revolución
Lenin dejó expresado que es vital condición
la entre el buen proletario y campesino unión
o entre el campo y lo urbano o al revés comunión.

Y para el triunfo de la, oiga, edificación
comunista apuntó a que la población
debe participar pues do hay mucho millón
de personas empieza la política. ¿O non?

Y así el arte del hombre o zoon politikón
es saber apreciar el momento en cuestión
y si las condiciones están sí o no en sazón.

Y así es el Carpe Diem o coger la ocasión
qué y a tiempo vital, saber cuándo el peón…
puede tomar con éxito el poder. ¡Qué lección!

De nacimiento

Si ETA es la mala y Franco es el bueno del cuento
y pelea de bar terrorismo es cruento
y do hay libre expresión ven enaltecimiento
y hay víctimas con y… sin reconocimiento…

Si el mal es voto y urna, bien aporreamiento 
y Tabarnia es real y Catalunya invento
y do no hay rebelión ven rebelde al momento
y es la crítica al rey falta, encarcelamiento…

Si enseñar catalán es adoctrinamiento
y rojigualda pasa y no lo amarillento
y que hay presos políticos va y lo niega el convento…

Si no hay de quién es M Rajoy conocimiento
y el abuso y no la violación lleva acento,
es que España al revés vino de nacimiento.

Uno mismo no, los otros

La factura y el precio de la luz ha aumentado
y también la del gas natural se ha elevado
y la del carburante con que el tanque ha llenado
y la de la cestita de la compra en mercado

y la del internet y el teléfono añado
y la de la autopista que recauda el Estado…
y la de la tarifa postal, sello empleado
y otros tantos productos y servicios. ¿Captado?

Y dirán que que suban la pensión han logrado
y el poder de adquirir ha sin duda bajado
y el pensionista no ha migajillas clamado.

Y dirán que el acuerdo bueno es que se ha alcanzado,
más no debe decirlo uno o el que lo ha acordado,
sino el pueblo, los otros. ¡Cuánto hay interesado!

Mi palabra va a misa

Como quiero ser libre y amo la libertad
y como no obro mal y soy todo bondad
y como hago el amor y voy en son de paz
y como ya no creo en la iglesia ni abad…

Como no quiero lástima, compasión ni piedad
y como no obro daño y soy ser de verdad
y como hago yo el bien y no tengo maldad
y como estoy en paz con Dios y la deidad…

Como es juez mi conciencia y la he en tranquilidad
y como quiero calma y la serenidad
lloraré yo a los míos, oiga, en mi soledad.

Como es juez mi conciencia, no la divinidad
y como soy humano lleno de humanidad
lloraré yo a los míos, oiga, en la intimidad.