Archivos Mensuales: febrero 2018

Lección de librepensador

Dijo el rey español, y habló de una función,
que él para la defensa está o la defensión
de la qué y Carta Magna o la Constitución.
¡Y las medias verdades siempre mentiras son!

¿No es también al revés o no tengo razón?
¿No está la Carta Magna o esa legislación
para amparar al rey, para su protección?
¡La ley defiende al rey y este a aquella! ¡Y chitón!

¿A quién hace inviolable esa Carta en cuestión?
¿No es el monarca el símbolo de unidad, de la unión
y a quién encargan, oiga, esta manutención?

¡Y lo simbolizado como el símbolo con
tal, tal Carta se amparan y es por tal de cajón
que ellos a esta defiendan! ¡Quién va a hacerlo si non!

Filopoesía poeticida real

Cuentan que a ti te gusta, cuentan la poesía,
pero del dicho al hecho ay, Jesús y María,
como de la república va, va a la monarquía
o de la democracia a la vil tiranía.

Cuentan que a ti te gusta, cuentan la poetría,
pero del dicho al hecho ay, Platón y Sofía,
como de clase obrera va, va a la burguesía
o del proletariado, oiga, a la oligarquía.

Cuentan que a ti te gusta la poesía sía,
pero del dicho al hecho ay, Ilunpe y Lucía,
como del orden puro, oiga, va a la anarquía.

Cuentan que a ti te gusta la poetría tría,
pero del dicho al hecho ay, gran Noche y gran Día,
como de España, España, oiga, va a Euskal Herria.

Del enemigo el consejo

En la vida política siempre que yo he escuchado
eso del enemigo el consejo, y le añado
que también el halago, guiño, voto y palmado…,
al revolucionario Lenin he recordado.

Cuando qué y camaradas dijo mucho cuidado
si el rival lo aconseja es seguro y probado
que a nos no nos conviene. ¡Y esto por descontado
porque a quien le conviene es al que ha aconsejado!

Y por algo de Nekrásov su bienaventurado
o es dichoso el poeta sin malicia evocado
dejó Lenin citando unos versos, puñado.

No en el suave tributo del aplauso brindado,
sino en la voz del odio e ira es do hemos buscado,
oiga, nuestro homenaje. ¡Que uno es falso, otro honrado!

Otro refrán político

Otro refrán político que dejaba expresado
Lenin fue el dígame quién le alaba, ha alabado
y le diré, oiga usted, en qué se ha equivocado
y a la vida política le va que ni pintado.

Pero al dicho refrán otra parte le añado,
dígame a quién elogia o a quién vos ha elogiado
y le diré, oiga usted, en qué se ha despistado
y a la vida política le va que ni soñado.

Y si damos la vuelta a lo arriba citado,
diga quién le censura y quién le ha censurado
y le diré, oiga usted, en qué estuvo acertado.

Y si damos la vuelta a lo abajo mentado,
dígame a quien critica y a quién ha criticado
y le diré, oiga usted, en qué anduvo atinado.

La jubilación y la revolución

Un comunista amigo y muy buen camarada
en un día de curro o en laboral jornada
me mostró la “verdad”, la “verdad” descarnada
al decirme una cosa casi con la mirada.

Uno, una es solo libre o persona librada
una vez jubilado o una vez jubilada.
¿Y no habló Marx acaso, y no habló de pasada,
de la esclavitud, oiga usted, asalariada?

¿Y por Lenin la fábrica no fue acaso tildada
de prisión para obreros, paraíso, ahí es nada,
para capitalistas? ¡Saque la derivada!

Y el trabajo os hará libres broma es pesada.
Pues la revolución hasta el final llevada
le hará a usted liberado como a usted liberada.

De la prensa revolucionaria

Si es la prensa burguesa la voz del capital,
Lenin quiere una prensa que difunda el vital
socialismo, que empuje hacia tal ideal
y que ayude a erigirlo como a hacerlo real.

Una prensa que tenga los pies en lo local,
pero con la cabeza, oiga, en lo nacional
y con la vista puesta en lo internacional
pues la revolución él la quiere mundial.

Una prensa que debe hacerse eco al final
de cualquier opresión nacional o social
y cualquier injusticia como cosa inmoral.

Una prensa que debe concienciar al mortal
y despertar al pueblo y elevar su moral
y a la revolución llamar al humanal.

De la prensa burguesa

De la prensa burguesa dejó Lenin sentado
que ella al gran capital se ha qué y subordinado
y que miente y calumnia y distrae y ha embaucado
a las masas con chismes y vaciedad añado.

De la prensa burguesa dejo Lenin fijado
que silencia los hechos de mayor desagrado
y que todo problema que es en sí delicado
tal lo elude y lo orilla va a dejarlo apartado.

De la prensa burguesa dejó Lenin trazado
que al igual que a la clase del burgués ha amparado
a la clase, oiga, obrera siempre y siempre ha atacado.

De la prensa burguesa dejó Lenin hablado
que a la revolución que hace el proletariado
le ha sacado las faltas y ha burguesas callado.

Obras son amores y no buenas razones

De la revolución, o las revoluciones,
dijo Lenin que es más, mis queridos lectores,
agradable y también provechoso, ¡qué sones!,
el vivir su experiencia que escribir de ella “horrores”.

Y en la revolución gentes y poblaciones
o las masas o el pueblo a sus guías, pastores
les reclaman y exigen no palabras, dicciones,
sino que exigen hechos y obras, ser creadores.  

Y una cosa son, oiga, las qué y preparaciones
de la revolución, mis queridos leedores,
y otra es esta ya en acto, ¡son distintas cuestiones!

Y la revolución en el acto, señores,
es el tiempo o la época de acción, ¡no de razones!,
desde abajo y arriba, ¡que obras son qué y amores!

De la teoría y de la práctica

De los intelectuales dijo Lenin, señores,
que resuelven de perlas unas y otras cuestiones
y que dibujan bien el esquema y razones
dan de lo que hay que hacer, mis queridos lectores.

Pero que los obreros hacen con sus acciones
y que ponen en práctica lo que los pensadores
piensan, las teorías grises, que los verdores
están, oiga, en la vida, praxis y actuaciones.

Y avisaba hemos sido muy teorizadores
y no estará de más, ¡y aquí están las lecciones!,
impulsar más la práctica, mis queridos oidores.

Y recuerden que Marx nuestras teorizaciones
o teorías dijo no son dogmas, leedores,
sino para la acción una guía, instrucciones…

Del intelectual proletario

Es un intelectual que es el del proletariado
y que a la clase obrera sobre el yo ha colocado
y que aunque curre solo en el grupo ha pensado
y que es del bien común, no egoísta o privado.

Es un intelectual que hombre es humanizado
y que en la escuela o fábrica se ha colectivizado
y que el capitalismo bien a fondo ha estudiado
y que a revolución comunista ha llamado.

Es un intelectual social, socializado
y que armado de ideas teoría ha empuñado
y que pasa a la acción o a la misma ha incitado.

Es un intelectual mundial, mundializado
y que a la unión obrera, proletaria ha citado
y que no tiene patria el obrero ha gritado.