Archivos Mensuales: marzo 2015

Corazón robado

Corazón, el vital corazón me has robado
pues me siento del todo y de ti enamorado
y a las otras mujeres de mirar he dejado
y mis ojos verdosos solo en ti se han posado.

Corazón, el vital corazón me has sisado
pues me encuentro del todo y de ti yo encelado
y eres tú la que quiero tener siempre a mi lado
y suspiro por verme por tus labios besado.

Corazón, el vital corazón me has mangado
pues me avisto del todo y de ti yo prendado
y en ti cuento a la dama que yo tanto he soñado.

Corazón, el vital corazón me has birlado
pues me veo del todo y de ti yo flechado
y te quiero mi amada y me quiero tu amado.

No lo vea

Cuando el sol ya ha caído y la luna se ha alzado
mis dos ojos he puesto en el cielo estelado
y contando estrellitas yo de ti me he acordado
y te he escrito un poema tecleando el teclado.

Que decía, amor mío, yo contigo he soñado
desde nuestra aventura que se dio en el pasado
y aunque no fuera a más digo allí que ha empezado
nuestro amor, un amor que hasta hoy día ha llegado.

Cuando el sol se ha marchado y la luna ha arribado
mis dos ojos he puesto en el cielo estrellado
y contando estrellitas en ti solo he pensado

y te he escrito un poema que soneto es llamado.
Que decía, amor mío, como ayer se ha iniciado
nuestro amor no lo vea el mañana acabado.

Yo no sé si tú sabes…

Yo no sé si tú sabes que te quiero un montón,
de la tierra a la luna, de la luna a Plutón
y que estoy por ti loco por la sola razón
que me siento querido por tu buen corazón.

Yo no sé si tú sabes que te quiero un copón,
de la mar hasta el sol, desde el sol hasta Orión
y que tú eres mi sueño y también mi ilusión
porque estamos unidos y me encanta la unión.

Yo no sé si tú sabes que te quiero un porrón,
desde mí a Capricornio, desde aquí hasta el Dragón
y que tú y yo tenemos por el otro pasión.

Yo no sé si tú sabes que te quiero un mojón,
desde ti hasta la Libra, desde Libra al León
y que tú eres mi chica y yo soy tu varón.

Miles, miles, miles

En mí hay un hoy, mañana y también un pasado,
en mí hay buena amistad y un amigo entregado,
en mí hay muertos amores y uno vivo y cuidado,
en mí hay muchos caminos que jamás he acabado,

en mí hay risas y lágrimas y sonrisas le añado,
en mí hay grandes recuerdos y a la par lo olvidado,
en mí hay las pesadillas y algún sueño soñado,
en mí hay guerra sin tregua y la paz que he encontrado,

en mí hay forma de patria como fondo de estado,
en mí hay gran corazón y un latido educado,
en mí hay qué y libertad aunque estoy apresado,

en mí hay niño que es joven, joven ya madurado
y en mí hay, hay ante todo, y jamás lo he dudado,
un poeta que miles de poemas ha dado.

En mi vida y lo amado

Eres tú como un vino tinto, blanco o rosado,
eres tú como un libro de poemas gozado,
eres tú como un lienzo con cariño pintado,
eres tú como un faro que te lleva a su lado,

eres tú como un cofre que un tesoro ha guardado,
eres tú como un barco que la mar ha surcado,
eres tú como un guante que calores ha dado,
eres tú como un “boli” o mejor un teclado,

eres tú como un tiesto do la rosa ha brotado,
eres tú como un verso que con otro ha rimado,
eres tú como un plato que te deja saciado,

eres tú como un coro que su voz ha brindado
y ante todo tú eres, corazón anhelado,
lo que quiero en mi vida y que tanto yo he amado.

No parar de soñar

Ni en la tierra ni el cielo ni en la arena ni el mar
ni en el prado ni el bosque ni en montaña sin par
ni en la selva ni en lago ni en jardín de cuidar
ni en la flora ni fauna ni en vergel para ociar

ni en la luna ni el sol ni en cometa de errar
ni en la playa ni costa ni en volcán de explotar
ni en la duna ni el polo ni iceberg de altamar
ni en la ría ni el río ni en la fuente al manar

ni en la gota de lluvia ni en el copo al nevar
ni en el viento ni el aire ni en la olita al llegar
ni en la llama ni el fuego ni en el agua al brotar…

he encontrado belleza que te pueda igualar
y por ello te digo que me quiero acostar
yo contigo y contigo no parar de soñar.

Lo que cuentan tus ojos

¿Qué tendrán tus luceros que me han siempre encantado?
¿Color verde azulado tal el mar aclarado?
¿La mirada más pura que jamás he observado?
¿Tu persona a la vista y tu fondo mostrado?

¿La amistad de una amiga y el amor a un amado?
¿Cómo estás y te encuentras y del ánimo estado?
¿El espejo del alma y tu ser reflejado?
¿Corazón en los ojos y el latido pulsado?

¿Tu bondad hecha carne y un cariño elevado?
¿El acierto presente y el error del pasado?
¿La ilusión del futuro y tu sueño soñado?

¿La sonrisa del hoy, del ayer lo llorado?
No lo dudo, no obstante dejaré resaltado
que en tus ojos hay vida y el vivir es sagrado.

A cuenta del bombardeo de Durango

Como ratas con alas por el cielo azulado
los amigos de Franco, italianos, que he odiado,
a mi pueblo Durango, y a algún pueblo de al lado,
de mañana llegaron por dejarlo arruinado.

Hace ya ochenta años casi, mas no es pasado
pues de aquel bombardeo vil, cruel y malvado
en mi villa una herida sin cerrar ha quedado
y un recuerdo muy vivo que jamás se ha olvidado.

Y en Gernika el germano o alemán que es llamado
ha pedido perdón y es un gesto alabado,
pero a aquí desde Italia tal perdón no ha llegado.

Y me duele en el alma y me deja apenado
que el paisano político al culpable probado
no reclame el perdón tal lo haría un osado.

Para ama

En el día en que empieza la vital primavera
y en el día mundial de esa cosa sincera
que es por todos llamada poesía quisiera
escribirle a mi madre un poema siquiera.

Pues también es el día en que al mundo viniera
la María Victoria que de esposo escogiera
al Ignacio María con quien ella tuviera
a Virginia, a Susana y a Guillermo, la pera.

Y de parte de toda la familia a su vera
un feliz cumpleaños gustaría que oyera
y que todo el amor que le damos lo viera.

Pues no hay madre mejor en la tierra y Dios quiera
que ella esté con nosotros muchos años, viviera
para siempre y que nunca, nunca, nunca muriera.

Lo que cuenta la guerra

¿Guerra, qué es lo que tienes que yo siempre te he odiado?
¿Muertes, muertes y muertes y más muerte a tu lado?
¿El llegar a las manos y también al enfado?
¿Acallar al político y dar voz al soldado?

¿Echar todo por tierra, dejar todo arruinado?
¿Malas artes, maneras, formas…, fondo violado?
¿Las espadas en alto, golpe bajo asestado?
¿La palabra cargada, cargador descargado?

¿Corazón hecho polvo, latir ya encenizado?
¿El quitar a la vida su valor estimado?
¿La locura más grande que este mundo ha observado?

¿El no ver qué nos une y sí qué ha separado?
Es así, mas la guerra desde antaño ha contado
lo peor del humano porque en bestia ha acabado.