Archivos Mensuales: diciembre 2014

Ser poeta es ser poeta

Qué es el ser un poeta no te sé yo decir,
ser poeta es ser hombre de poemas, ¡oír!,
ser poeta es en ti poesía sentir,
ser poeta es contar corazón de existir,

ser poeta no es cosa que se pueda elegir,
ser poeta es quien nace así, se hace al vivir,
ser poeta es un sueño que se llega a cumplir,
ser poeta es haber voz que no va a morir,

ser poeta es poderse cual naranja exprimir,
ser poeta es el alma querer qué y compartir
ser poeta es con uno mismo asaz departir,

ser poeta es la esencia al final descubrir,
ser poeta es abrir los luceros y abrir,
ser poeta es vivir y después escribir.

Poesía es poesía

Qué será poesía no te sé yo decir,
poesía por ti tú la debes sentir,
poesía lo es todo si se puede escribir,
poesía no es nada, nada más que un latir,

poesía es soñar sin llegarse a dormir,
poesía es un mundo que está por descubrir,
poesía es con pluma la belleza esculpir,
poesía es un modo de existir y existir,

poesía es palabra que se llega a vivir,
poesía es la forma que al fondo se va a unir,
poesía es imágenes que a vos van a acudir,

poesía es un ritmo y una letra a seguir,
poesía es amor que no puedes medir,
poesía es la vida, no va nunca a morir.

Visiones y visiones

Yo vi un día al rey sol sonreír y reír,
yo vi un día a la estrella sus luceros abrir,
yo vi un día a la luna soñar como dormir,
yo vi un día al cometa el camino elegir,

yo vi un día a la mar cual leona rugir,
yo vi un día a las olas dentadura lucir,
yo vi un día a mareas bajar como subir,
yo vi un día a corrientes llevar vidas y herir,

yo vi un día a la tierra lluvia a nubes pedir,
yo vi un día a las plantas con las flores reñir,
yo vi un día a los árboles la tristeza sentir.

Yo lo vi, sin embargo, me querría morir
si en ti a tu corazón no le hubiera latir
visto porque contigo yo deseo vivir.

Catorce verbos erróneos y un soneto acertado

He “escribido” ya mucho de mi vida vivida
y he “volvido” a escribir sin que usted me lo pida
y le he “abrido” mi pecho y enseñado mi herida
y he “ponido” yo en ello toda el alma querida.

Y he “rompido” a llorar asaz vez sin medida
escribiendo, he “veido “ otra vez mi caída
y “solvidas” ya lágrimas y otra tanta fluida
me he “dicido” que poca será más despedida.

Y aunque “sepo” que alguna más va a ser emitida
también “sabo” de sobra que la lágrima habida
cura males algunos, “oyo” y sé que es cumplida.

Y no “cabo” por ello de alegría debida
y una vez ya “solvido” a escribir enseguida
noto yo que escribiendo he “cubrido” mi vida.

Siete días, un poema

La semana son siete días, tanta jornada,
en el lunes comienza, en domingo acabada,
de una fase lunar a otra ya una es pasada
y fue en una por Dios su gran obra creada.

Tras mirar a los cielos vino a ser conformada,
Luna, Marte, Mercurio como Júpiter nada
menos, Venus, Saturno y el Sol, ya está formada.
Y es el lunes la Luna y si hay curro judiada

y es el martes de Marte y si es trece gafada
y Mercurio es el miércoles, la mitad casi dada
y es el jueves de Júpiter y a la vista la ociada

y es el viernes el Venus, se acabó la currada
y Saturno es el sábado, ocio y fiesta ganada
y el domingo es el Sol y no es tanta gozada.

Doce meses, un poema

Cuando el año termina y termina la añada
voy a hablar de los meses, de una en fin temporada:
Es enero la cuesta hacia arriba acusada
y es febrero el más corto mesecito de entrada

y es el marzo quien trae primavera esperada
y es abril el aroma de la flor aflorada
y es el mayo marxismo, socialismo de ociada
y es el junio el comienzo del verano que agrada

y es el julio por César fecha así designada
y es agosto de Augusto, vacación disfrutada
y es septiembre el estreno de otra al fin otoñada

y es octubre diez meses y la horita cambiada
y es noviembre una cita con los muertos marcada
y es Diciembre el inicio del invierno que enfada.

Balance vital

Ha pasado otro añito y ha pasado otra añada
y si yo hago balance de esta al fin temporada
le diré que a mi vida veo yo mejorada
en salud y en amor, no en dinero, me agrada.

En salud sin dudarlo pues mi mente enfermada
o mejor mi alma enferma ya se encuentra curada
y aunque estuvo ella mal y un pelín trastornada
ya se encuentra ella bien y del todo sanada.

En amor otro tanto porque ha sido encontrada
al final una chica que me quiere pasada
y a quien quiero y ya somos un amado y amada.

En dinero mi vida nada, nada de nada
ha cambiado y se encuentra como siempre arruinada
y yo espero que cambie y alcanzar la soñada.

El mundo soñado y ensoñado

Cuando sea de todos el planeta llamado
Tierra y no muera de hambre ni de sed, que es lo usado,
nadie y todo este mundo sea bien educado
y cualquiera en él techo tenga al fin apropiado

y a la vez ropa, abrigo y un trabajo adecuado
y una vida que sea digna y no haya forrado
ni tampoco qué y pobres o gentío arruinado
se verá que posible era el mundo soñado.

Cuando todos tengamos lo que es justo, ajustado
y seamos iguales y no mande el Estado
ni el poder ni el dinero ni el maldito mercado,

sino el pueblo y el pueblo sea bueno y lo honrado
haga al fin se verá que aquel mundo ensoñado
era más que posible y hace tiempo esperado.

El más feliz como alegrado

Sea día o de noche, haga bueno o nublado
cuando estás tú a mi vera, cuando estoy yo a tu lado
y te agarro las manos con cariño y cuidado
y te dicen mis ojos que contigo he soñado

y también que te quiero un montón y un puñado
y me dicen los tuyos que otro tanto al cuadrado
y se caen nuestras prendas como un copo nevado
y frotamos los cuerpos de encelada, encelado

y me dejas entrar en tu ser excitado
y me dices si gusto yo de hacer lo llamado
el amor bien contigo y te digo he gozado

y me encanta me siento, sin haberlo dudado,
de este mundo yo el más feliz como alegrado
y es que a ti yo te quiero y por ti soy amado.

Un beso para recordar

Tú venías, cariño, por la acera de enfrente
y yo estaba parado a los pies de una fuente
y ocurrió en un segundo y ocurrió de repente 
que nos dimos un beso ante el mundo y la gente.

Y fue un beso después de estar qué frente a frente
y mirarnos con ojos buenos, yo con la lente
y tú con tus luceros que son todo un presente
y después de agarrarnos de las manos, mi oyente.

Y fue un beso de osados y fue un beso valiente
porque había a la altura de aquel viejo ya puente
mucha chica a la vista, mucho chico presente.

Y fue un beso de aquellos que en el alma se siente
y que nunca se olvida porque fue tan ardiente
que en el cuerpo se queda bien grabado y la mente.