Archivos Mensuales: octubre 2014

Deseo de amor

Esta tarde de viento sur y cielo azulado
de este día sin nubes y de canto de alado
yo te he echado de menos por no estar a tu lado
y pensando en ti, amor, hasta incluso he llorado.

Porque tú eres la chica con la cual he soñado
y al no haberte a mi vera yo me siento apenado
pues quisiera yo estar a tu par bien sentado
y mirarte a los ojos y saberme besado.

Esta tarde de viento sur y cielo aclarado
de este día sin nubes y de canto afinado
yo te echado de menos y a ti cuán te he extrañado.

Porque tú eres la chica con la cual he ensoñado
y al no haberte a mi vera yo me siento afectado
pues quisiera sentirme por ti al lado un amado.

Idoia

Es Idoia una chica y una amiga adorada,
más que amiga diría, una novia soñada
que ha llegado a mi vida y que ha puesto alegrada
toda el alma que tengo, no la cambio por nada.

Es Idoia una chica y una amiga anhelada,
más que amiga diría, una novia esperada
que ha llegado a mi lado y a mi vera es gozada
que me llena por dentro, no la dejo plantada.

Es Idoia una chica y una amiga encontrada,
más que amiga diría, una novia contada
que ha llegado a mi vida y la quiero cuidada.

Es Idoia una chica y una amiga encantada,
más que amiga diría, una novia amigada
que ha llegado a mi lado y la quiero, es mi amada.

Una cosa

Esta noche de versos y poemas, no prosa,
en que he visto la estrella polar como su osa
porque soy un celoso y eres tú una celosa
yo quisiera decirte nada más que una cosa.

Y no pienso morirme ni ir al cielo tras fosa
sin decirla y decirte a ti que eres hermosa
lo que Dios solo sabe tal lo sabe la diosa
y yo mismo y tú pronto, te lo juro, preciosa.

Esta noche de rimas y sonetos, no glosa,
en que he visto la luna blanca como gloriosa
porque somos celosos y miedoso y miedosa

yo quisiera decirte una cosa jugosa.
Que te quiero, amor mío, y que en ti solo posa
mi amor y que yo sueño con que seas mi esposa.

Como nunca

Yo te he dicho mil veces que te quiero un puñado,
que contigo me siento feliz como alegrado,
que por nada en el mundo te dejaba de lado
y que siempre contigo y contigo he contado.

Yo te he dicho mil veces que me tienes prendado,
que eres tú la persona con quien mucho he soñado,
que quisiera con vos acabar yo casado
y que espero dejemos algún hijo alumbrado.

Yo te he dicho mil veces que por ti estoy pillado,
que soy tuyo, que vivo más que muy enamorado
y que pienso en lo mucho que tú y yo hemos ganado.

Yo te he dicho mil veces cuán por ti yo he gozado,
pero hoy quiero que sepas, corazón adorado,
que te quiero y te amo como nunca yo he amado.

Mi mujer, mi mujer

Voy a hablar de una foto que a mí, amor, tú me has dado,
has el pelo muy liso y también repeinado,
camisilla preciosa de color azulado
y pendiente de perlas que te va ni pintado.

Es tu rostro dichoso, es un rostro alegrado
y se ve en tu mirada que asaz vez he mirado
pues denota alegría, un estar contentado
y en tus ojos hay vida o el andar animado.

Tu sonrisa es divina, labio y labio he besado
y no hay día que pase sin haber observado
tal retrato, es un gozo el haberte encontrado.

Estás bella bellísima y te he puesto a mi lado,
cada vez que te miro yo me veo encantado
y me digo contigo quedaría casado.

La risa y la sonrisa son la clave

En la vida mil cosas pasan, van a ocurrir,
unas dan alegrías, otras hacen sufrir,
de las malas con tiempo uno llega a salir
si no olvida lo básico: no dejar de reír.

En la vida mil cosas se van, suelen venir,
unas traen sonrisillas, otras causan gemir,
de las malas con tiempo fuerte puede surgir
si no olvida lo básico: que es deber sonreír.

En la vida mil cosas llegan, van a partir,
unas llevan al cielo, otras suelen hundir
y pues cierto es que todas uno debe vivir

una cosa muy básica de verdad, sin mentir
yo le quiero tan solo este día decir:
que usted risa y sonrisa no las debe eludir.

Hasta ese día y más

Puede ser un regalo ver contigo la mar
o contar las estrellas junto a ti y mil contar
o cruzar las miradas con la luna al volar
o ir los dos hasta el cielo y las nubes mirar.

Puede ser un regalo el llegarte a encontrar
o dormirme a tu vera y con vos qué y soñar
o acercarte mis labios y los tuyos besar
o escribirte un poema que te llegue a gustar.

Puede ser un regalo tu latido escuchar
o sentir en el alma tu te quiero sonar
o ser tuyo y tú mía una noche sin par.

Puede ser un regalo de tu vida gozar
y es el mío, cariño, para ti sin dudar
hasta el día en que muera… no dejarte de amar.

De la tierra a Plutón

Poesía, tú eres mi presente y mi don,
poesía, tú brindas de vivir gran razón,
poesía, tú quitas penas como el buen ron,
poesía, tú prendas con tú música y son,

poesía, tú pones a mi pluma en acción,
poesía, tú llevas a los versos pasión,
poesía, tú sabes que eres tú mi elección,
poesía, tú pasas por mi sueño, ilusión,

poesía, tú otorgas enseñanza y lección,
poesía, tú vales mucho más que el millón,
poesía, tú amas como yo a mi nación,

poesía, tú das a los ojos visión,
poesía, tú llenas a mi buen corazón
y por todo te quiero de la tierra a Plutón.

A la tuya o a la mía

Una duda corroe mi vivir, mi alma entera
y tal duda se enuncia de esta forma sincera:
cómo debo quererte, como quieres que quiera
o tal quiero quererte, no responda cualquiera.

Si te quiero a tu modo, yo ya sé qué me espera,
una vida de amor, de un amor que es la pera
y de miedo a perderte o a que acabe la hoguera
en cenizas, amor y temor dondequiera.

Si te quiero a mi modo, sé qué habré yo a mi vera,
una vida de letras y de amor llevadera,
pluma y dama, pareja que en la mía quisiera.

Por lo tanto, amor mío, la pregunta primera
ya ha encontrado respuesta y es respuesta siquiera,
te amaré, corazón, como sé, a mi manera.

La reina y el rey

Si la mente gobierna cualquier vida, cualquiera
y da a luz pensamientos desde adentro hacia afuera,
para ser muy feliz es vital y doquiera
el que sean los mismos positivos, la pera.

Piense usted, por lo tanto, de una forma y manera
positiva y aparte de su lado y su vera
los contrarios, aquellos negativos que hubiera
en su mente, la dicha, no otra cosa, le espera.

Ahora bien si la mente es la reina severa
que regenta la vida de cualquiera, me muera
que es el rey el llamado corazón dondequiera.

Por lo tanto, usted sienta de igual forma sincera,
sienta amor, sienta dicha, sienta llena y entera
su existencia y de paso quiérase y también quiera.