Archivos Mensuales: octubre 2013

Para ti porque te quiero

A una amiga a quien quiero desde tiempo pasado
tras decirle de ti estoy todo prendado
la agarré de las manos, la miré enamorado
y al cerrar mis luceros ya la había besado.

Con amor y cariño la abracé con cuidado
y siguiendo el latido de su pecho encantado
la fui yo acariciando todo el cuerpo adorado
y sus senos que estaban como un monte empinado.

La pasión me llevaba como un perro a un cegado
a lamer con ternura cual afecto elevado
lo que tienen las damas bajo llave guardado.

Sin querer el momento tantas veces soñado
de ser dos uno solo solo había llegado
y acabamos dormidos y acostados al lado.

Quiero y no puedo

Quiero ser yo tu amigo y tu amante y tu amado
y gozar cada día del tenerte a mi lado
por decirte te quiero y me tienes prendado,
amor mío, cariño y tesoro encontrado.

Sé de sobra no obstante que tú ya me has dejado
como a un perro en la calle, como a un árbol plantado
y por ello yo tengo pena, pecho apenado
y por miles de lágrimas todo el rostro empapado.

Quiero ser yo tu amigo y el amor que has buscado
y saber que conmigo más que bien lo has pasado
y también que a las noches con mí mismo has soñado.

Sé de sobra no obstante que lo nuestro ha acabado
y me siento por ello totalmente amargado
y quisiera volver a vivir el pasado.

Naturaleza dual

Como miran los ojos también saben llorar,
como parla la boca también sabe callar,
como besan los labios también saben negar,
como agarran las manos también saben pegar.

Como abrense los ojos también saben cerrar,
como chilla la boca también sabe agradar,
como mojan los labios también saben secar,
como estrechan las manos también saben soltar.

Son igual que nosotros que podemos amar
vivamente a los otros y al de un tiempo pasar
a odiarlos pues capaces también somos de odiar.

Y es que el hombre en el fondo, no lo puedo dudar,
como es tipo capaz de querer y adorar
es también animal que es capaz de matar.

Un dado

Cuando estás bien del todo, feliz como alegrado
no te da por pensar, porque no lo has pensado,
que vendrán tiempos malos pues se cambia de estado,
de estar bien a estar mal y al revés, es lo dado.

Cuando estás mal del todo, triste como apenado
no te da por pensar, porque no lo has rumiado,
que vendrán tiempos buenos y por ello lo honrado
es gozar de lo bueno y lo malo y malvado.

Es la ley de la vida, no es igual el pasado
al presente o futuro y por ello, mi amado
lectorcillo, disfruta de la vida un puñado.

Que al final son dos días y si en uno has llorado
ríe mucho en el otro, que la vida es un dado
y a lo bueno y lo malo hay que estar preparado.

De qué, de qué, de qué

De qué sirve quererte, si me niegas tu amor,
corazón, mi tesoro, cielo mío y mi flor,
cada vez que lo intento y le pongo valor
tengo un no por respuesta que me causa dolor.

Por qué tú no me quieres y me das tu pasión,
¿es que acaso no gustas de mi buen corazón?,
¿no te vale este amigo que te adora un copón?
¿qué he de hacer para ser yo tu novio dulzón?

De qué sirve quererte, si me niegas tu mor,
mi cariño, mi niña y mi sueño y razón,
quiero ser yo tu noche y tú luz del albor.

Por qué siempre me niegas y me pones llorón,
¿es que acaso tú tienes a un amante mejor?
¿no te vale este chico que por ti ha la ilusión?

Tanto, tanto, tanto

Yo te quiero a ti tanto, buena amiga y amada,
que eres todo en mi vida, una cosa soñada
y aunque tú no me quieras y no tengas prendada
tu cabeza por mí no te cambio por nada.

Yo te quiero a ti tanto, buena amiga anhelada,
que daría yo todo para verte casada
ya conmigo, aunque sé que no tienes pillada
por mi ser a tu alma, niña bella adorada.

Yo te quiero a ti tanto, buena amiga esperada,
que quisiera tenerte a mi ser esposada,
aunque sé que no quieres, niña linda mimada.

Yo te quiero a ti tanto, buena amiga aguardada,
que sin ti tengo el alma dolorida, apenada
y contigo estaría muy feliz y alegrada.

Real como la crisis misma

Anda el mundo al revés y la España al igual,
quien controla el espacio que es aéreo, tal cual,
y que gana millones o si no un dineral
sale más a la calle que el obrero al final.

¿Es que estamos loquitos o es que estamos fatal?,
hay motivos de sobra para lucha campal
y la gente se queda sin salir del portal
a montar un jaleo, esto no es muy normal.

Anda el mundo al revés y la España otro tal,
roba el rico a los pobres, no al revés, y es global
el problema, la cosa anda mal de moral.

¿Es que estamos loquitos o si no garrafal?,
hay motivos de largo para lucha brutal
y la gente se queda en su casa, es real.

Esperanza

Ha la vida momentos que no quieres vivir,
en que ves todo negro y te quieres morir
y es verdad que son duros de sentir y sufrir,
pero todo se pasa, siempre vuelve el reír.

Y a quien quiera escucharme, a quien quiera esto oír
yo le digo que nunca la salida es partir
de esta vida, que todo en cerrar y un abrir
de los ojos da un cambio sin llegarlo a pedir.

Ha la vida momentos que no quieres sentir,
en que estás decidido a dejar de existir,
sin embargo, se pasan, no te voy a mentir.

Y por ello no quiero que te vayas a ir
a destiempo, aunque llores y te toque gemir
saldrá el sol nuevamente a brillar y lucir.

El fin del amor

Yo pensé que tú eras el amor de mi vida,
sin embargo la cosa resultó ser fallida
y ahora tan solo tengo en mi pecho una herida
que tan solo la calmo con la copa bebida.

Pues te quiero cariño con amor sin medida
y aunque duele saber que te tengo perdida
yo te sigo queriendo como a amiga querida
aunque tú no me quieras y te des a la huida.

Y es pensar en nosotros y en la cosa ya sida
y me vienen mil lágrimas a mi cara dolida
y también pensamientos de alocado suicida.

Pues no entiendo, cariño, que la cosa tenida
entre tú y yo se acabe cuando fue tan cumplida
a la par que debida, a la vez que sentida.

Nada más que eso

Solo pido una luna y un gran cielo estrellado
o una mar con mareas y oleaje espumado
o una playa desierta con la brisa a mi lado
o una campa con flores y un olor aromado.

Solo pido una nube con un rayo azulado
o una selva con árboles que la luz han tomado
o una islita con cofre o sin él enterrado
o una estrella que brille con color plateado.

Solo pido una costa donde vi acantilado
o una duna que baile con el viento enfadado
o una ría que vaya hacia el mar olivado.

Solo pido una cima de un gran monte nevado
o una cala que tenga farallón bien tallado
para ser yo feliz y estar bien y alegrado.