Archivos Mensuales: agosto 2013

No te queda otra cosa

Si deseas ser libre como un pájaro alado
no te queda otra cosa que luchar bien al lado
de la gente que trata de que sea logrado
el gran sueño que invita a que sea alcanzado.

Si deseas ser libre como un humo agrisado
no te queda otra que el estar concienciado
y ligarte a la gente que de siempre ha luchado
por lograr lo que muchos libertad han llamado.

Si deseas ser libre como un son musicado
no te queda otra cosa que el llegar preparado
al motín que está a un paso de que sea empezado.

Si deseas ser libre como un pez madurado
no te queda otra cosa que el sacar lo esperado
de los jóvenes buenos que asazmente han soñado.

Augurios de revolución

Este mundo está hecho para gente malvada
pues la gente que es buena y sincera y honrada
no está libre, al contrario, está mal dominada
por los seres que nunca quieren verla librada.

Llegará sin embargo la bendita jornada
en que el pueblo levante su voz tan acallada
y saliendo a la calle y con lucha arriesgada
logrará para siempre su gran meta soñada.

Que es tan solo esa cosa que fue siempre llamada
libertad, igualdad y justicia y llegada
tal mañana la gente se verá ya alegrada.

Ojalá que se cumpla esta idea anunciada
pues de no ser cumplida quedará reservada
a la gente futura de esta vida sagrada.

Oh, Vasconia, oh, Vasconia

Oh, Vasconia, oh, Vasconia, por qué estas apresada
cuando debes ser libre o siquiera librada,
por qué no te despiertas y con lucha esforzada
vas en pos de los sueños que te tienen chiflada.

Oh, Vasconia, oh, Vasconia, por qué estás dominada
cuando debes ser libre o si no liberada,
por qué no te levantas y vas tras la esperada
libertad que te lleva por la vida prendada.

Oh, Vasconia, oh, Vasconia, por qué estás sujetada
cuando debes ser libre o siquiera excusada,
por qué no rompes vendas que te tienen cegada.

Oh, Vasconia, oh, Vasconia, por qué estás subyugada
cuando debes ser libre o si no rescatada,
por qué no abres los ojos y nos das tu mirada.

En todos los lugares

En la vida, en la muerte y en el cielo alejado
y en la calle, en las casas y en el tiempo pasado
y en los seres y el mundo y en el mar enfadado
y en los ríos, los montes y en el campo aflorado…

En los ojos, miradas y en el sueño buscado
y en las camas, los libros y en el bosque embaucado
y en la lluvia y el copo y en el suelo nevado
y en las flores, semillas y en el fruto colgado…

En los rayos, los truenos y en el beso labiado
y en los bares, las copas y en el lago calmado
y en las tiendas y en patios y en el cuadro pintado…

En el oro, en la plata y en el bronce olivado
y en el alma, en la mente y en el cuerpo cuidado…
hay poemas que aguardan al poeta inspirado.

Entre tú y yo

Entre tú y yo, amiguita, no sé bien qué ha pasado,
empezó en las miradas y una vez bien mirado
el asunto acabó en un beso impensado
y en la buena pareja que el querer ha forjado.

Entre tú y yo, amiguita, hay amor bien regado,
éramos compañeros, nada más, pero el dado
de la buena amistad sin querer ha bailado
y ha salido un amor que me tiene prendado.

Entre tú y yo, amiguita, algo bueno se ha dado,
comenzamos jugando y a los dos nos ha entrado
un no sé qué en el pecho que me tiene colmado.

Entre tú y yo, amiguita, hay lo más deseado,
un cariño que nunca yo lo había aguardado
y que espero que siempre este vivo a mi lado.

Encontrado

He encontrado, cariño, el amor a tu lado
y me siento contigo un amigo y amado
y doy gracias a Dios por haberme ayudado
a encontrar lo que siempre en la vida he buscado.

He encontrado, cariño, el amor esperado
y ha surgido entre ambos lo que nunca he topado,
la amistad cariñosa que me tiene alegrado
y que invita a vivir plenamente colmado.

He encontrado, cariño, el amor anhelado
y por ti yo me siento como un ser endiosado
y no quiero perderte porque ya me ha pasado.

He encontrado, cariño, el amor, lo he encontrado
y deseo regarlo como a un trigo plantado
y que crezca y que nunca yo lo aviste menguado.

Una tía buena

Yo no quiero una chica supersexy y morena,
solo quiero una tía que merezca la pena,
que me saque sonrisas, que de amor a mi vena
y que sea romántica con velita en la cena.

Yo no quiero una chica joven, por la treintena,
solo quiero una tía me sea bien buena,
que me saque a la calle, que me lleve a verbena
y que nunca en la vida me haga mala faena.

Yo no quiero una chica que parezca sirena,
solo quiero una tía que me deje alma llena
y que sea vascona, no española o chilena.

Yo no quiero una chica de haber sexo y obscena,
solo quiero una tía que me llene, cual suena
y que tenga el cabello del color de la arena.

Yo sí, tú no

Yo te quiero, amor mío, pero estoy apenado
porque tú no me quieres como en tiempo pasado
y aunque intento de todo para estar a tu lado
no consigo por nada ser tu amante y amado.

Yo te quiero, amor mío, pero estoy amargado
porque tú no me quieres y me dejas plantado
y aunque sabes de sobra que por ti estoy prendado
me retiras tu amor y me quedo apartado.

Yo te quiero, amor mío, pero estoy desolado
porque tú no me quieres y me tienes dejado
y aunque sueño contigo no conmigo has soñado.

Yo te quiero, amor mío, pero estoy requemado
porque tú no me quieres y estoy ya relegado
y aunque pienso yo en ti tú en mi yo no has pensado.

Sinécdoques de vocaciones

Una pluma con sueños es el ser escritor,
un pincel con mil tonos es el ser un pintor,
un cincel y un martillo es el ser escultor
y una rima y un verso es el ser trovador.

Una voz y un buen timbre es el ser narrador,
un buen libro y dos manos es el ser un lector,
un guión y cien caras es el ser un actor
y una prensa y mil textos es el ser editor.

Una causa y coraje es el ser luchador,
un rebaño y un perro es el ser un pastor
y una radio y antena es el ser locutor.

Una lengua y orejas es el ser hablador, 
un tacón y un buen suelo es el ser bailador
y una idea y soñar es el ser inventor.

Una, una sola

Solo pido una prueba de tu amor, anhelada,
pues te quiero muchísimo y no siento yo nada
de tu parte, tan solo un desdén que apenada
deja a toda mi vida, ¿no me quieres, amada?

Solo pido una prueba de tu amor, adorada,
pues te adoro muchísimo y tu sola mirada
no me expresa el amor que tu lengua rosada
calla haberme a mi solo, ¿es verdad o engañada?

Solo pido una prueba de tu amor, resoñada,
pues te sueño muchísimo y tu boca cerrada
no me dice un te quiero ni aunque sea rogada.

Solo pido una prueba de tu amor, suspirada,
pues te anhelo muchísimo y tu bolla sellada
no me dice un te amo ni aunque sea clamada.