Archivos Mensuales: agosto 2012

Poema de Marbella

Una olita que viene, una olita que va,
un rayito que parte, un rayito que da,
una brisa que huye, una brisa que está
y un castillo que crece y un castillo de na…

Una arena que quema, una arena de va,
un barquito que zarpa, un barquito que zas,
una nube delante, una nube detrás
y un reflejo y aquí y un reflejo y allá.

Una concha con perla, una concha sin más,
un peñón en el fondo, un peñón allí atrás
y una mar ¡faltaría! y una mar además.

Un salitre que sana, un salitre sin par,
una estrella que luce, una estrella a brillar
y un solazo en la sombra y un solazo en lugar.

Poema de Frigiliana

Una noche de luna como tú de preciosa
y de lluvia de estrellas seca cual muy graciosa
vi en tu ser transparente sin espinas la rosa
de aromillas fresquísimos tal fragancia sabrosa.

Y la quise yo mía y la quiero, qué cosa
es quererla conmigo, mas, ay, mi alma, ay, no osa
hacer como una abeja que va hasta ella y se posa
por gozar de esa bella de manera dulzosa.

Es por eso que digo cómo pesa esa losa
de no ser un valiente al que no hay quien le tosa
y por tanto me quiero casi casi en la fosa.

Y es que sabe la vida a una cosa muy sosa
cuando quieres a alguien que es perfecta y brillosa
con tu esencia dolida por no estar ya gozosa.