Archivos Mensuales: diciembre 2010

La dejé

Yo dejé la política, pero quiero volver,
aunque no sé bien cómo, no sé qué debo hacer
y he perdido el contacto y si llego a saber
no la hubiera dejado hace un tiempo, ay, ayer.

Yo dejé la política y también el poder,
aunque a mí ella me encanta, la he llegado a perder
y aunque intento que vuelva no podrá suceder
porque nos alejamos hace un tiempo, anteayer.

Yo dejé la política y no quise tener
nada nada con ella, pero suele volver
a mi vida queriendo como no y hay que ver.

Yo dejé la política y he llegado ya a ser
un poeta, un poeta, pero suele querer
a mi vida venir, mas fui el verso a escoger.

Durango

Es mi pueblo mi casa, es mi pueblo mi hogar,
donde vivo a diario, donde suelo trovar
lo que ocurre en mi vida, donde suelo contar
lo que pasa conmigo, se lo puedo jurar.

Es mi pueblo mi casa, es mi pueblo mi lar,
donde vivo a diario, donde suelo cantar
todo el tiempo que tengo libre, suelo crear
en mi cuarto y me siento feliz y como un zar.

Es mi pueblo mi casa, es mi pueblo y lugar
donde vivo a diario, donde suelo artizar
de mi y mi circunstancia, no lo voy a negar.

Es mi pueblo mi casa, es mi pueblo y amar
y se llama Durango, donde suelo alumbrar
de mi y mi circunstancia, no lo voy objetar.

Todo

Fuiste todo en mi vida, fuiste todo, mi amada,
pero hoy no eres ni poco y hoy te tengo por nada
y me da mucha pena porque siento clavada
en mi pecho una espina que me da su punzada.

Fuiste todo en mi vida, fuiste todo, monada,
pero hoy no eres ni humo y hoy te tengo olvidada
y me da mucha pena porque siento enclavada
en mi pecho una astilla que me da su pinchada.

Fuiste todo en mi vida, fuiste todo, adorada,
pero hoy no eres ni el aire y hoy te tengo enterrada
y me da mucha pena, pero es agua pasada.

Fuiste todo en mi vida, fuiste todo, apreciada,
pero hoy no eres ni viento y te tengo borrada
y me da mucha pena, pero es agua marchada.

Renuncias

Por amor a las letras, por amor a escribir
yo perdí a mis amigos en un ir y venir,
pero no me arrepiento, es mi vida, existir
por y para los versos y después a dormir.

Por amor a las letras, por amor a inscribir
yo perdí a mi pareja y su amor, mi latir
por la gran poesía me ha llevado a cumplir
solo solo con ella, no lo puedo fingir.

Por amor a las letras, por amor a emitir
yo perdí mi trabajo de político, ir
fui yo quien fue a este arte de verdad, sin mentir.

Por amor a las letras, por amor a decir
yo perdí algún estudio, pero suelo sentir
que he aprendido muchísimo y que bien fui a elegir.

Jamás

Cuanta vez yo te he dicho que te quiero, mi amada,
no me has hecho ni caso y he sentido una espada
en el fondo del pecho más por ti allí clavada
y ello dame tristeza jamás, nunca esperada.

Cuanta vez yo te he dicho que te quiero, monada,
no me has dicho ni pio y he sentido una azada
en el fondo del alma más por ti allí enclavada
y ello dame una pena jamás, nunca aguardada.

Cuanta vez yo te he dicho que te quiero, anhelada,
no me has hecho ni caso y no me hablas ni nada
y ello dame una angustia jamás, nunca pensada.

Cuanta vez yo te dicho que te quiero, adorada,
no me has dicho ni pio, ni un agur de pasada
y ello dame amargura jamás, nunca ideada.

Me digo

Muchos días me digo por qué ser escritor
y yo siempre respondo porque es ese mi amor
a los versos y versos y a escribir tal autor
en poemas y versos ya de bien en mejor.

Muchas noches me digo por qué ser trovador
y yo siempre respondo porque es ese mi mor
a las rimas y rimas y a escribir con valor
en poemas y versos no de mal en peor.

Muchos días me digo por qué ser redactor
y yo siempre respondo porque ese en mi ardor
a este mundo de textos y textos, por favor.

Muchas noches me digo por qué ser creador
y yo siempre respondo porque es ese el honor
de este humilde poeta que se hizo rimador.

Fiesta

Otro añito de fiesta, otro añito a brindar
por la paz en el mundo, porque sea ideal
nuestra vida en el globo y que se llegue a obrar
el sueño de una especie libre, justa, humanal.

Otro añito de fiesta, otro añito a clamar
por la paz del planeta, porque sea, ay, moral
nuestra vida en el mundo y que se llegue a amar
de verdad a ese prójimo que lo pasa fatal.

Otro añito de fiesta, otro añito a rezar
por la paz en el orbe, porque sea, ay, igual
nuestra vida en el mundo y se sepa actuar.

Otro añito de fiesta, otro añito a rogar
por la paz en la Tierra, porque sea, ay, leal
nuestra vida en el mundo y se sepa operar.

Para algo

Para qué ay el dinero, para qué ay el amor,
para qué ay la fortuna, para qué ay el honor,
para qué ay la palabra, para qué ay el humor,
para qué ay la verdad y para qué el ardor.

Para qué ay la escritura, para qué ay la lección,
para qué ay la salud, para qué ay la pasión,
para qué ay la razón, para qué ay la ilusión,
para qué ay la belleza, para qué ay la emoción.

Para qué ay la justicia, para qué ay el valor,
para qué ay el camello, para qué ay la adicción,
para qué ay la lectura y para qué el escritor.

Para qué ay el monarca, para qué ay la prisión,
para qué ay el Estado, para qué ay el terror,
para qué ay la esperanza, para qué ay la legión.

Editor

Cuánto artista se pierde por no haber editor
que publique su obrilla y que le haga el favor
de sacarla al mercado cuando hay, claro, un autor
de cabeza a los pies, se lo dice un señor.

Y es sin duda una pena esa falta de amor
a los libros ignotos pues se pierde un lector
y también a la par ese tal escritor
que ve cómo sus textos se marchitan cual flor.

Cuánto artista se pierde por no haber impresor
que publique su obrilla y que le haga el honor
de sacarla al mercado, se lo dice un autor.

Y es sin duda una pena esa falta de mor
a los libros ignotos pues se pierde un oidor
y también a la par ese tal trovador.

Hola

Hola, bella y preciosa, si tú fueras mi amada
yo sería feliz, no tendría esta espada
que me mata por dentro en mi pecho clavada
ni tendría yo miedo nunca más y por nada.

Hola, bella y hermosa, si tú fueras mi alada
yo sería feliz, no tendría esta azada
que me mata por dentro en mi pecho enclavada
ni tendría yo miedo ya de entrada, de entrada.

Hola, bella y bonita, si tú fueras mimada
por mis manos, sería yo feliz y por cada
te diría te quiero casi cual de pasada.

Hola, bella y perfecta, si tú fueras mirada
por mis ojos, sería yo feliz, de balada
te diría te quiero, ven a mi bien llegada.