Matasanos no, Curamalos

A la fuerza arribaba por problema vital,
aunque estoy en mis treinta…, aunque estoy muy cabal,
a Galdácano, donde, ¿do va a ser?, ¡a hospital!,
a poder ser alivian malestar como el mal.

Ya del cuerpo o del alma, ya de carne o mental
buenas gentes por gusto tanto o más que jornal
con paciencia y entrega casi cuasi total
y también medicina que nos sienta ideal.

A nosotros enfermos por un tiempo real,
en el cual ingresados desde el malo al fatal
somos bien bienvenidos y cuidados genial.

Por atuendos de blanco, azul, rosa al igual
que los grises, no obstante, es su objeto final
despedirnos mejor, ¡gracias pues, personal!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s