Archivos Mensuales: febrero 2009

A menos de 110 minutos

Entre votos y arrestos, papeletas vedadas
y carteles, pancartas, pegatinas pegadas
la jornada de urnitas de cristal precintadas
va llegando al final, a las sumas, restadas.
A esa horilla de cuentas y de datos, cifradas
y mirar a sufragios, ver subidas, bajadas
y lo mismo en escaños, tasar listas negadas
y parlar de abstenciones o de tales votadas.
Y echar vistas atrás, comparar con pasadas
cual pensar en opciones de gobierno labradas
y en las causas del éxito o de buenas cantadas.
Y todo ello entre nervios, alegrías, penadas,
resultado en las caras, valorar, repasadas
y las copas, chinchines tal las fiestas aguadas.

A siete horas y algún minuto más…

Porque quieres mi voto y me escuchas, me das
tus oídos a la voz que te habla al compás
de, oiga, su alma, cabeza, corazón y demás
solo, solo una cosa yo te digo, ¡verás!
Que he votado al partido, si me lees, cuál sabrás,
pero voto a Vasconia, a la Euzkadi no más,
a mi pueblo que existe, a mi patria de atrás
y que yo lo hago un día, no me callo jamás.
Así pues, esperemos, siete horitas y al ras
de la vida política, aquí sigo detrás,
para ver qué poder acapara, su gas.
Pueblo a pueblo si sube o si cae y quizás
compartir la alegría e ir en pos, irnos tras
un gobierno posible de los los y los las.

Poética 75.0 más la restada

Late, late y relate, sube y baja en mi mar
esa esponja rosácea que has tú igual a la par
porque es día importante, de perder o ganar
a una parte, oiga, de almas que yo quiero en mi hogar.
A vosotros, a amigo y a la amiga en mi lar
para hacer entre todos escuchando el hablar
del nosotros, del pueblo un presente y legar
a las otras tal otros un futuro de amar.
Al igual, a ese libre personaje, ¡notar!,
tan valioso en sí que unas y los unos, ¡palpar!,
ahí adentro, aquí mismo lo tenemos, ¡mirar!
Casi casi nos habla, habla en su ir y vagar
por el fondo marino cual queriendo llegar
a un destino tremendo que no sé yo contar.

Muchos con pocas luces saben más que pocos con muchas

Un amigo, un amante del saber, conocer
democracia que exige de principio a postrer
mejorar las maneras del ser parte al hacer
la política pública nos hacía entender.

Tal concurso entendido no tal cual un caber
cuantos más, cantidades, mayor número ser,
sino por cualidades, con lo cual al poder
los mejores le asistan al obrar y ejercer.

Lo que es ser aristócrata, distinción por saber
y no tanto demócrata, que conlleva doquier
implicar a la gente, como a mí a otro cualquier.

Porque, oiga, una política democrática ayer
cual mañana u hoy día popular debes ver,
que es igual que cabeza corazón de tañer.

Democracia tirana y tiranía democrática

Un filósofo lelo y escritor de talón,
de ver luz o tinieblas, sin penumbra, otra opción,
democracia decía no es el voto, un montón
porque puede “elegirse” un “tirano”, un “Nerón”.
Es posible, no obstante, puntiaguda es cuestión,
ya que el pueblo que es libre, libre es ser de elección,
cual las ciencias aprende por ensayo y borrón
y la ley y lo lícito son distinta noción.
Hay que ver sus abusos de poder cuáles son,
si implantados por fuerza o si tienen razón,
si esta está de su parte o si del pelotón.
Además, si es viable un tirano de opción,
democracia tirana, si se da la inversión,
tiranía demócrata al igual, de ilación.

¿Ilusionar a la sociedad o socializar la ilusión?

Horas antes del día de la gran reflexión
Patxi López que aspira a ganar la elección
siendo sólo del SOE en Vasconia anfitrión
a este ser, sociedad hay que darle ilusión.
Nos decía y diverjo, pues qué es ser tal dicción,
es palabra vacía, un invento, ficción,
es acaso esperanza, qué se yo, expectación,
o es sentir complacencia por alguna cuestión.
Si es palabra…, esta Euskadi quiere, oiga, hechos, acción,
si esperanza, desea hoy, no más dilación,
y de ser complacencia, no ha razón, causación.
Es quizás ironía, pues si es tal, ¡atención!,
más que dar ilusiones al social, la nación,
hay que hacer societario el sarcasmo, es misión.

¿Propietarios los usurpados?

Hoy no hay rueda de prensa, hoy no hay mitin ni día
en campaña en que López, izquierdista y arpía,
no haya dicho a las masas que el partido que es guía,
EAJ, se apropia de la Euskadi, la mía.
Tal si fuere privada propiedad, quién diría
que lo exprese un hispano, de vasquista ni hombría,
de esa España que toma a Vasconia, mi vía,
cual si fuere su hacienda desde siempre, de cría.
Impidiendo por ley, guerra sucia y espía
que este pueblo demócrata que a las buenas ansía
liberarse, oiga, alcance de una vez su utopía.
La que tienen las gentes, bien de luz o energía,
que se sienten negadas en su esencia, valía
y persiguen sus sueños con gran fe y osadía.

Imágenes palabreras y palabras imaginarias

La revista científica Science dio a conocer
un estudio que enseña como el hombre y mujer,
tengan años a manta, casi no hayan ayer,
al votar por la imagen que lo suelen hacer.
Y que escogen políticos, quienes han el poder
no, no, no por ideas, programilla, ejercer,
sino por una estampa, una cara, un buen ver,
el vestido, apariencia de ingenioso, saber.
Con lo cual, la balanza que pondera el valer
más palabras o imágenes pareciera caer
hacia el lado visual, fotogénico ser.
Sin embargo, disiento porque es mi parecer
que no son excluyentes lo de ver, entrever
y la voz, la palabra, se me puede entender.

Doble moral y moraleja

El del ojo por ojo y la maza en la mano
que atacara la Herriko de Lazkao, el hispano
socialista ha tenido en la red con troyano
y en los medios apoyo del zutano y mengano.
Justiciero tal héroe, vengador guipuzcoano
cual el Conan de Estado, valeroso paisano
han llamado a quien si se hablara aquí en cristiano
terrorista sociata llamarían de plano.
Hay incluso peperos, Basagoiti y fulano
que le ofrecen su ayuda en el juicio al villano
o quien dona dinero de anticipo, antemano.
Con lo cual, le pregunto si el terror es insano,
quien lo aplaude, financia, colabora, echa grano
no es acaso un apólogo del terror, ¡Juez decano!

O treinta o diez

En la prensa, en el Deia, tal lo leo le cuento,
Patxi López que aspira a ganar el recuento
afirmaba muy enfático que llevamos, ¡no miento!,
treinta añitos haciendo el país, ¡esté atento!
Treinta añitos, seguía, acordando, ¡no invento!,
conviviendo otro tanto, respetando el acento
diferente y tomando, asumiendo el cimiento
pluralista, diverso de la Euskadi que siento.
Mas si ello ser es cierto, ¡categórico asiento!,
quién le cree cuando dice en tal texto o en ciento
que llevamos diez años de frentismo, ¡disiento!
Quién le cree cuando expresa en el mitin, evento,
que EAJ divide y que olvida a un segmento
o que impone a una parte, se ensimisma, ¡…un pimiento!