De edil, además de escritor fui lector de ETA

Kaixo, Presos políticos, cuando fui concejal
al “Ayunta” llegaban registradas de usual
unas cartas de puño, jamás vi una postal,
y de boca reclusa con remite en penal.
Las había de labios que besé juvenal,
de amistades y amigos de recreo, ¡chaval!,
familiares, lejanas, otras un lagrimal,
que leía y leía de mensual, semanal.
Y me hacían, sin duda, repensar la moral
e intentaba en justicia, de empatía total
entender ese drama entre humano y bestial.
Sin lograr ni poder, comprendiendo el causal,
sin la paz, libertad, qué es moral, qué legal,
presentar soluciones a un problema real.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s